'Alice in Borderland' es la serie que tienes que ver si echas de menos 'El juego del calamar'
Netflix
'Alice in Borderland' es la serie que tienes que ver si echas de menos 'El juego del calamar'

La segunda temporada de 'Alice in Borderland' está a punto de llegar a Netflix y es un buen momento para que des una oportunidad a su versión de Tokio repleta de juegos, que además es una gran sustituta de 'El juego del calamar' mientras esperamos sus nuevos episodios.

Por Marina Such - 07 Dec 2022

El fenómeno de El juego del calamar ayudó a a que otras series del catálogo de Netflix recibieran un notable empujón de visionados gracias a las recomendaciones que el algoritmo hacía a quienes terminaban la serie coreana. Una de las más beneficiadas fue la japonesa Alice in Borderland, que estrena su segunda temporada el 10 de diciembre y que era, también, la que contaba con una premisa más similar al "calamar".

Su protagonista es Arisu, un chico en el paro y sin ningún interés en la vida más que los videojuegos. Un día, sus amigos y él se encuentran de repente en una Tokio desierta en la que, si quieren sobrevivir, deben de superar diversos juegos. Buscando la salida conocen a Usagi, una joven que está resolviendo los puzzles ella sola, y todos juntos intentan encontrar la manera de mantenerse con vida y de volver a su mundo.

La ficción se basa en un manga de Haro Aso que, como su nombre indica, tomaba Alicia en el País de las Maravillas como fuente de inspiración. Las distintas pruebas a las que se enfrentan los protagonistas parecen sacadas de videojuegos muy populares, que es un elemento en el que se diferencia de El juego del calamar. El otro es que los participantes no compiten por un premio en metálico ni son "reclutados" por sus problemas de dinero; son jóvenes que se ven transportados a ese mundo de improviso.

La serie pone un énfasis en la lucha por la supervivencia ante juegos brutales que recuerda también a Los juegos del hambre, y en esta segunda temporada, uno de los principales objetivos de Arisu y Usagi será encontrar a la persona detrás de todo el tinglado.

Aunque la premisa recuerde inevitablemente al fenómeno coreano, las dos ficciones poseen la suficiente personalidad propia para destacar por sí mismas. El juego del calamar encaja dentro de una acusada tendencia de la ficción coreana por la crítica social y, especialmente, por la crítica hacia cómo trata la sociedad a quienes se caen por sus márgenes. Alice in Borderland, mientras tanto, responde más a una tradición del audiovisual japonés de enfrentar a grupos de personas a las situaciones más extremas posibles y ver cómo responden. Lo más habitual es que se maten entre ellos sin piedad, como en Battle Royale.

'Alice in Borderland' regresa con una segunda temporada que promete emociones fuertes.
'Alice in Borderland' regresa con una segunda temporada que promete emociones fuertes. / Kumiko Tsuchiya (Neftlix)

Además, la gran popularidad de los videojuegos es muy importante en esta serie. Estos cada vez tienen mejores gráficos, más realistas, y buscan una mayor inmersión del jugador en su mundo. ¿Y si pudieran transformarse en realidad? No es demasiado diferente de lo que proponía Westworld con sus parques: eran videojuegos de mundo abierto en los que los visitantes podían moverse a su antojo y participar de las narrativas que quisieran.

Alice in Borderland es aún más salvaje que El juego del calamar y el panorama que pinta es incluso más desolador. Sus imágenes pueden recordar a series postapocalípticas como, mismamente, The Walking Dead, con sus ciudades desiertas, pero aborda un entretenimiento tan definitorio del siglo XXI como los videojuegos.