'Better call Saul' pudo tener varios finales diferentes del que ha tenido
Movistar
'Better call Saul' pudo tener varios finales diferentes del que ha tenido

El final definitivo de 'Better call Saul' ha concentrado elogios y disecciones por parte de críticos y hasta de sus propios creadores. Uno de ellos, Peter Gould, hasta ha explicado que estuvieron barajando varios finales diferentes para Jimmy McGill y Kim Wexler del que se vio.

Por Serielistas - 17 Aug 2022

El último episodio de una serie como Better call Saul siempre está acompañado de una gran presión, todavía mayor por ser la precuela de una con uno de los cierres mejor considerados entre la crítica como Breaking Bad. Sin embargo, sus cocreadorees, Peter Gould y Vince Gilligan, pasaron el test sin problemas y, de hecho, han concedido varias entrevistas contando cómo decidieron qué final debían de tener Jimmy McGill y Kim Wexler y cuántas referencias a su serie madre eran demasiadas.

La pregunta que más preocupaba a los fans, que era si Kim sobreviviría al final, ya había recibido respuesta, pero quedaban otros flecos por resolver. Si no quieres enterarte de cómo termina Better call Saul, no sigas leyendo, por supuesto.

Por ejemplo, durante bastante tiempo, era Jesse quien acababa en prisión en lugar de Saul, algo que Gilligan propuso mientras desarrollaba El Camino, la tv movie centrada en lo que había hecho ese personaje tras la muerte de Heisenberg. Sin embargo, Gould explicó en una conferencia telefónica con la prensa que él creía que Saul tenía que experimentar cómo funcionaba de verdad el sistema judicial estadounidense: "pensaba firmemente que el final adecuado para Saul era estar en el sistema, ese sistema del que se había mofado y que había retorcido para conseguir sus propósitos".

Kim Wexler es uno de los personajes fundamentales de 'Better call Saul'.
Kim Wexler es uno de los personajes fundamentales de 'Better call Saul'.

En el camino para llegar hasta allí, Better call Saul tenía que saltar en el tiempo, dejar atrás al Saul Goodman visto en Breaking Bad y retomar la historia de Gene, el vendedor de rollitos de canela de Omaha que se convierte en la nueva identidad de Jimmy McGill para escapar de las consecuencias de la caída de Walter White. Durante las temporadas de la serie, de Gene teníamos pequeñas escenas en blanco y negro que mostraban una vida aparentemente mundana, pero para cuando los guionistas decidieron que él centraría los últimos episodios, también tuvieron que plantearse si seguían con el blanco y negro.

Gould señalaba que "es como El mago de Oz. Pasar del blanco y negro al color habría dado una sensación rara a esas escenas". Y, de paso, les permitía añadir pequeños toques de color a ciertos aspectos de la imagen que destacaban algo concreto de los sentimientos de Jimmy. En ese aspecto, también se debatió bastante cuándo iría Kim a visitarlo en la cárcel porque todos eran conscientes de la importancia de esa escena. Lo que sí tenían todos muy claro es que Jimmy y Kim debían de terminar la serie separados.