'Buffy, cazavampiros' cumple 25 años como una de las series más influyentes de la televisión
Noticias
'Buffy, cazavampiros' cumple 25 años como una de las series más influyentes de la televisión

El 10 de marzo de 1997 se estrenaba 'Buffy, cazavampiros', una serie sobre una animadora que se dedicaba a luchar contra las criaturas de la noche que intentaban abrir una boca del infierno en la Tierra. Es una de las ficciones más influyentes de la televisión incluso pese al complicado legado que deja su creador, Joss Whedon.

Por Marina Such - 10 Mar 2022

El protagonismo de mujeres capaces de dirigir por sí mismas sus destinos, de rescatarse a sí mismas de situaciones problemáticas y de no ser solamente el arquetipo del personaje femenino fuerte le debe a Buffy, cazavampiros prácticamente todo. El dúo formado por Joss Whedon detrás de las cámaras y Sarah Michelle Gellar delante contribuyó a iniciar aquella revolución en la ficción televisiva que acabaría cristalizando dos años más tarde en HBO, cuando Los Soprano inició su camino hacia ser considerada la mejor serie de la historia.

Pero 1997 es un año crucial en el cambio en la manera de hacer y de percibir la ficción en la pequeña pantalla. La creación de Whedon cumple hoy 25 años desde su estreno, y lo hace consolidada como un clásico y uno de los títulos que más ha influido a los creadores de series de la actualidad. También ha visto cómo su legado se ha visto ligeramente empañado por la crisis de imagen de Whedon, acusado de comportamiento tóxico y abusivo contra algunas actrices, especialmente desde su contratación para terminar La Liga de la Justicia sustituyendo a Zack Snyder.

'Buffy, Cazavampiros' nos enseñó que a veces la solución para evitar el apocalipsis también se puede buscar en Google.
'Buffy, Cazavampiros' nos enseñó que a veces la solución para evitar el apocalipsis también se puede buscar en Google.

Muchos fans han tenido que replantearse su relación con el creador (que tenía a su alrededor una legión de seguidores que se apodaban los whedonitas) y con la propia serie, pero el mensaje de esta se mantiene bastante intacto. Fue revolucionaria al utilizar a los monstruos como metáforas del paso a la edad adulta de sus protagonistas, al mostrar una relación lésbica que no estaba apartada al fondo (aunque su final fue bastante controvertido) y al atreverse a explorar el lado oscuro de Buffy.

De la serie salieron guionistas que después crearían sus propias ficciones (como Marti Noxon, responsable de Heridas abiertas o Dietland) e inspiró la aparición de títulos posteriores como Veronica Mars, Wynonna Earp o hasta el relanzamiento moderno de Doctor Who, que pasó a dar mucha más relevancia a las acompañantes del Doctor. Su legado es innegable; cualquier serie fantástica que se lo tome todo con cierto humor, que establezca nexos personales entre los monstruos y los protagonistas y que coloque en su centro a mujeres fuertes y complejas va a ser siempre comparada con Buffy.

Pero es que ella salvó el mundo. Muchas veces.