Así es 'Chernobyl', la serie de HBO sin la que no existiría 'The last of us'
HBO
Así es 'Chernobyl', la serie de HBO sin la que no existiría 'The last of us'

'The last of us' es uno de los grandes estrenos de HBO para este año, uno que pretende romper las maldiciones alrededor de las adaptaciones de videojuegos y demostrar que el género de zombies aún puede sorprender. Pero esa serie no existiría si no fuera por una miniserie que fue toda una revelación contando la historia detrás de uno del los peores accidentes nucleares de la historia: 'Chernobyl'.

Por Marina Such - 04 Jan 2023

Entre las series más esperadas de este 2023 figura, por supuesto, The last of us, la adaptación del videojuego de Naughty Dog que sigue a un hombre a quien han encargado sacar a una adolescente de una peligrosa zona de cuarentena en un mundo postapcalíptico tomado por los zombies. El juego y su secuela figuran entre los más vendidos y más premiados, y también entre los que más afectan emocionalmente a sus jugadores. Neil Druckmann, su creador, pretendía hacer un videojuego de zombies que fuera la antítesis de Resident Evil y que no dependiera de qué armas puedes utilizar para derrotar a enemigos cada vez más fuertes.

En un reportaje en The Hollywood Reporter, el desarrollador asegura que lo que buscaba responder a la pregunta "¿y si va de relaciones íntimas, una exploración del amor incondicional que un padre siente siempre por su hijo y sobre las cosas hermosas que salen de ahí y las cosas terribles que pueden salir de ahí?" Druckmann intentó volcar eso mismo en el guion de la adaptación al cine que iba a dirigir Sam Raimi, pero no salió adelante y dudaba de que alguna vez pudiera trasladarse The last of us a la pantalla. Hasta que vio la miniserie que hizo famoso a Craig Mazin, Chernobyl.

Así es 'Chernobyl'

Chernobyl dramatizaba la historia del accidente que sufrió esa central nuclear ucraniana en 1986, cuando todavía formaba parte de la URSS. Es uno de los más graves de la historia junto con el de la central japonesa de Fukushima durante el tsunami de 2011, y también un incidente que, en palabras de Mijaíl Gorbachov, contribuyó decisivamente a la caída de aquel país. La razón hay que encontrarla en la manera en la que Moscú negó sistemáticamente la gravedad de la situación y ocultó cualquier tipo de información sobre el accidente que podría haber ayudado a salvar vidas y a controlar con mayor eficacia las fugas radioactivas.

En eso se centraba la miniserie: en cómo la gran víctima en Chernóbil había sido la verdad, que era lo que más interesaba a Mazin al final de una presidencia de Donald Trump que había popularizado que los políticos subvirtieran y tergiversaran los hechos para que se ajustaran a lo que ellos querían transmitir. La ficción mostraba aquello a través de dos funcionarios soviéticos que, precisamente, intentaban que los hechos prevalecieran para evitar un desastre aún mayor, pero los dirigentes por encima de ellos estaban más preocupados en salvaguardar la imagen de gran potencia de la URSS.

Chernobyl fue un éxito rotundo. La manera en la que contaba cómo había ocurrido todo y la respuesta posterior, más cómo había afectado a los ciudadanos de Pripyat, la ciudad más próxima, lanzó a Mazin al estrellato pese a que antes ya había tenido un gran éxito con las películas de Resacón en Las Vegas. Incluso apareció en la comedia Mythic Quest como un probador de juegos bastante "cuñado".

Jared Harris en una escena de 'Chernobyl'
Jared Harris en una escena de 'Chernobyl' / HBO

¿Qué fue lo que llamó la atención de Druckmann? Su tensa atmósfera, su realismo, que no ocultaba algunos de los detalles más desagradables (como la manera en la que una exposición demasiado larga y cercana a la radiación destroza el organismo) y que contaba, al final, una historia de supervivencia y principios éticos y morales en una Zona de Exclusión casi apocalíptica.

El creador del videojuego se había fijado más en Hijos de los hombres que en otros títulos postapocalípticos similares y el tono de Chernobyl se acercaba a lo que buscaba para The last of us, por lo que Mazin y él propusieron juntos el proyecto a HBO. Este se estrenará en España el próximo 16 de enero.