Crítica de ‘Andor’: un thriller de espías adulto, potente y único en el universo televisivo de ‘Star Wars’
Críticas
Crítica de ‘Andor’: un thriller de espías adulto, potente y único en el universo televisivo de ‘Star Wars’

La serie protagonizada por Diego Luna sorprende con un tono maduro y pausado, firmando un prometedor arranque que la sitúa de lleno entre los mejores títulos televisivos de la saga.

Por Álvaro Ortiz - 21 Sep 2022

Lo que pasó con Phil Lord y Chris Miller en Han Solo sirve para ilustrar lo extenuante que puede ser hallar —intentar, más bien— el equilibrio justo entre el homenaje y la innovación en Star Wars. Es la paradoja de siempre: querer apuntar al futuro pero sin dejar de mirar al pasado. Con Andor, la nueva serie de Disney Plus, la saga demuestra ser capaz de ofrecer un producto totalmente distinto al resto, que añade tonalidades inéditas al universo infinito de George Lucas y que, además, sorprende salvajemente por una seriedad y solidez narrativa pocas veces vistas en la franquicia. Sin duda, es el trabajo más maduro de la saga en su carrera televisiva.

El guionista Tony Gilroy, responsable de El caso Bourne, vuelve a su género predilecto para contar una oscura historia de espías protagonizada por el mexicano Diego Luna (Narcos) como Cassian Andor, que regresa después de su aparición en Rogue One, la película de Gareth Edwards. Andor es, precisamente, una precuela de aquella cinta. Se sitúa cuatro años después de la reciente Obi-Wan Kenobi, durante el apogeo de un Imperio Galáctico liderado por Palpatine que destruye culturas, invade planetas, crea armas de destrucción —la Estrella de la Muerte se está construyendo entonces— y mantiene el orden a través del terror, la violencia y la represión. Pero aquí ningún bando está exento de cometer actos terribles.

En este contexto desesperado surgen personajes ambiguos, grises, cuyo límite moral lo determina la propia supervivencia. No es una historia de héroes contra villanos. La presentación del protagonista, en una secuencia de noche que bebe de Blade Runner: 2049, entre lluvia, neones y prostitutas, marca el ambiente descorazonador y sórdido de una serie que se cuece a fuego lento —quizá demasiado lento— y que no rompe a hervir hasta el tercer episodio, con la irrupción del enigmático Luthen Rael (al que da vida un magnífico Stellan Skarsgård) y el desenlace —de momento— para un grupo de nuevos personajes con matices, contradicciones y tan bien definidos que se sienten humanos.

Diego Luna y Stellan Skarsgård en una escena de acción de 'Andor'
Diego Luna y Stellan Skarsgård en una escena de acción de 'Andor'

Encabezada por Tony Gilroy, la sala de guionistas de Andor, que incluye a su hermano Dan (Nightcrawler), Stephen Schiff (The Americans) y Beau Willimon (House of Cards) consigue dotar de personalidad única a una serie que, dentro del universo Star Wars, destaca por querer construir una historia de personajes, dedicando mucho espacio a tejer sus relaciones. Aparte de Cassian Andor, un buscavidas marcado por un pasado trágico —recuerden a los niños perdidos de Peter Pan—, destacan secundarios como su socia Bix Caleen (Adria Arjona, hija del cantautor Ricardo Arjona), Maarva Andor (Fiona Shaw, la tía Petunia en Harry Potter) o Syril Karn (Kyle Soller), un enfermizo y robótico subinspector de policía a la caza del protagonista.

En este primer arco de tres episodios —la temporada está formada por cuatro arcos que narran el año cinco antes de Rogue One—, la serie ofrece una imagen nítida de lo que supone vivir en un régimen de opresión, envuelto en la incertidumbre, la sospecha y el peligro. La calidad y el realismo de los decorados, sumados a la estimulante banda sonora de Nicholas Britell —quien recupera la idea de crear composiciones a partir de sonidos diegéticos, en una poesía con Rogue One y las sirenas de alarma—, aportan un extra decisivo a un relato que parece utilizar el envoltorio de Star Wars como telón de fondo para construir su propia historia de espías, de un modo casi independiente de la saga, con algún eco a temas actuales como el abuso policial.

El personaje de Kyle Soller es una de las revelaciones de 'Andor'
El personaje de Kyle Soller es una de las revelaciones de 'Andor'

Tras un prometedor arranque de temporada —tal vez lastrado por una sensación de alargue innecesario en los primeros dos episodios—, Andor termina estableciendo el punto de partida de una serie que narra, principalmente, cómo Cassian se convierte en espía de la incipiente Alianza Rebelde y llega al punto de dar su vida por la causa. La ficción promete ser un viaje ambicioso y claroscuro, en el que las conspiraciones, las traiciones y la política se imponen a las persecuciones, los tiros o los duelos de sables láser. El dibujo de una crónica que pone cara y ojos a personajes sin nombre, que expande el universo y lo hace táctil, y que se embarca en la exigente aventura de mostrar el segundo exacto en que se encendió la llama y nació la Rebelión.