'Annika' es un correcto policiaco marítimo al servicio de Nicola Walker, su estrella
Críticas
'Annika' es un correcto policiaco marítimo al servicio de Nicola Walker, su estrella

Los policiacos británicos suelen estar muchas veces creados alrededor de su protagonista principal. Es el caso de 'Annika', el estreno de hoy de AXN, que tiene su mayor atractivo en el rol central de la actriz Nicola Walker resolviendo homicidios en la zona marítima de Glasgow.

Por Marina Such - 27 Apr 2022

En la televisión británica hay varias actrices que son grandes estrellas y reclamos para que el público se acerque a sus series. Curiosamente, a gran parte de ellas las estamos viendo o las veremos en ficciones bastante variadas: Sarah Lancashire en Julia, Suranne Jones en Gentleman Jack, Maxine Peake en Justicia, Vicky McClure en la próxima Trigger Point, Keeley Hawes en It's a sin y Nicola Walker en The Split y en un policiaco que AXN estrena hoy, Annika.

Walker ha interpretado a más detectives a lo largo de su carrera, pero Annika Strandhed es un caso particular porque nació originalmente como la protagonista de una ficción sonora para BBC Radio 4. Allí era una policía noruega y sus peripecias tuvieron tanto éxito, que su guionista, Nick Walker, fue el encargado de trasladarla a televisión. Esta vez, se mantiene que la familia de Annika es noruega, pero ella se muda a Glasgow con su hija adolescente. La han nombrado jefa de una Unidad de Homicidios Marítimos de reciente creación.

El primer episodio muestra su primer día en su nuevo trabajo. A su hija no le hace ninguna ilusión estar allí (y mucho menos que su madre la tenga que llevar de casa al instituto en un barco de la policía) y sus compañeros la reciben con cierta reticencia. Entre ellos hay un inspector con el que Annika había trabajado antes y que aspiraba a ser él el jefe de la nueva unidad.

Estos elementos no apuntan a ningún policiaco original. Mujeres detectives con vidas familiares complicadas y subordinados que no terminan de respetarlas ha habido muchas desde Helen Mirren en Principal sospechoso. Lo destacable de Annika es, evidentemente, el protagonismo central de Nicola Walker porque, además, su personaje dialoga con los espectadores hablando a cámara. Esos monólogos, con cierto aire teatral, dan a Walker la posibilidad de jugar un poco con los pensamientos de la inspectora Strandhed y su personalidad. Se aprecia más su sentido del humor, que pocos a su alrededor entienden, y su sensación de que, a lo mejor, no se ha tomado el puesto todo lo seriamente que debería.

También contribuyen a que rápidamente nos pongamos de su lado. El juego de palabras entre su apellido y la palabra stranded, que quiere decir varada, se aplica a la situación en la que se encuentra en Glasgow: Annika no tiene mayores aspiraciones que conseguir que su hija se integre en su nuevo instituto y resolver los casos que les asignen, pero tampoco puede evitar meter la pata de vez en cuando.

Ese primer caso es el asesinato del dueño de un barco turístico, que aparece arponeado y enredado en redes de pesca en el puerto. Annika tiene que mantener el equilibrio entre el inspector recién llegado y con ganas de probarse y sus otros compañeros, el veterano a quien ya conoce y una joven cuyo principal hobby son los globos meteorológicos. El retrato de los tres es todavía muy esquemático, pero es de suponer que vaya adquiriendo otros matices con el paso de los capítulos.

El reparto principal de 'Annika', encabezado por Nicola Walker.
El reparto principal de 'Annika', encabezado por Nicola Walker.

La serie es el show de su protagonista central y de Nicola Walker, su actriz. Nos lleva en todo momento por sus pensamientos y sus emociones y los espectadores sabemos que estamos en buenas manos con ella. Annika es un policiaco bastante correcto, de los que la televisión británica estrena a decenas todas las temporadas, pero se agradece que no opte por el tono oscuro y demasiado serio y que sea el lado un poco más divertido de la inspectora Strandhed el que prevalezca.