Crítica: el final de temporada de 'Willow' da épica y encanto y abre la puerta a aventuras aún mayores
Disney +
Crítica: el final de temporada de 'Willow' da épica y encanto y abre la puerta a aventuras aún mayores

La primera temporada de 'Willow' ha terminado en Disney+ confirmando todas las buenas sensaciones que habían dejado los episodios anteriores, con un enfrentamiento épico contra las fuerzas del Mal que anticipa aventuras todavía mayores si la plataforma confirma su renovación.

Por Marina Such - 12 Jan 2023

Durante toda la primera temporada de Willow hemos sabido que sus personajes confluirían en la Ciudad Inmemorial y que allí se enfrentarían a la Bruja, la gran entidad malvada de esta entrega. También podíamos deducir que la manera en la que evolucionan durante el viaje, con Elora asumiendo su identidad y su poder mágico y Kit dejando a un lado sus recelos por la marcha de su padre y dándose cuenta de que es ella quien debe continuar el legado de Madmartigan y protegerla, resultaría importante para la última lucha.

Es como funciona la fantasía más clásica, la que sigue a un grupo de compañeros en una misión crucial para el destino del mundo, y Willow es exactamente eso, fantasía de toda la vida, dirigida a todos los públicos y con la única pretensión de divertir, entretener y hacerte pasar un buen rato. En su momento ya comentamos que mantenía el tono de la película original de aventuras épicas y humor tontorrón y el equilibrio se ha ido refinando con cada episodio, con verdaderas armas secretas en ese aspecto como Boorman.

El antiguo compañero de armas de Madmartigan es un buen ejemplo de lo que hace la serie con sus personajes. Al principio parece que es el espadachín que miente más que habla, el que traicionará a sus compañeros en cuanto se le presente la oportunidad de lograr un gran botín, pero poco a poco descubrimos que está tan perdido como ellos y que lo que busca es un lugar al que pertenecer.

Dempsey Bryck y Ellie Bamber, en el último episodio de 'Willow'.
Dempsey Bryck y Ellie Bamber, en el último episodio de 'Willow'.

Un lugar que, en realidad, son otras personas, es esa familia encontrada que terminan formando el propio Boorman, Willow, Elora, Graydon, Kit y Jade. Los seis logran crear una dinámica perfectamente desarrollada y creíble y todos acaban convirtiéndose en nuestros favoritos, ya sea por la evolución de Graydon hacia alguien leal y valiente por sus amigos o la historia de amor entre Kit y Jade, las amigas de la infancia que no se atreven del todo a reconocer que son algo más.

En realidad, acaban siendo Kit y Elora quienes tienen la llave del final de la temporada. La hija de Madmartigan se ha resistido a tratar a Elora como algo más que un incordio, alguien por quien su padre la abandonó todos aquellos años atrás, mientras la Elegida se enfrenta a sus miedos e inseguridades, a no querer desempeñar el papel que se le adjudicó desde su nacimiento. Las dos van superando esos puntos de partida hasta asumir sus roles de la Elegida y de la protectora de la Elegida y confiar la una en la otra para superar los momentos difíciles y enfrentarse a la Bruja, que tira de esas dudas para intentar corromperlas.

Es otro clásico del género que aquí funciona a la perfección. Y la batalla final tiene las dimensiones épicas que merece, con esa Ciudad Inmemorial que parece más el resto brutalista de una república ex soviética abandonada y los monstruos que parecen imposibles de derrotar hasta que Elora no se acepta a sí misma por completo, lo que implica aceptar su poder.

Erin Kellyman y Ruby Cruz, como Jade y Kit en la lucha final de 'Willow'.
Erin Kellyman y Ruby Cruz, como Jade y Kit en la lucha final de 'Willow'.

Ese es, al final, el mensaje que Willow sigue con todos los personajes: aceptarse como son es el camino para ser personas mejores. Le pasa a Graydon con su relación con la magia, le pasa a Kit con el legado de su padre y su amor por Jade, le pasa incluso a Willow con su convencimiento de que su fama está construida sobre un engaño. Sigue el camino también más clásico de personajes en sus propios viajes del héroe y, aunque el combate final contra la Bruja es el clímax de todo, hay que destacar también la huida de la montaña de los trolls y la estancia en Nockmaar (el castillo de Bavmorda) como otros puntos álgidos de la temporada.

El último plano del episodio muestra tres libros de Willow, lo que podría indicar la continuación de la historia. Desde luego, la serie deja la puerta totalmente abierta a que sigamos la lucha contra el Wyrm hasta el final, pero falta la confirmación oficial de Disney+.