Ver o no ver: 'La vuelta al mundo en 80 días' (Movistar Plus+)
Críticas
Ver o no ver: 'La vuelta al mundo en 80 días' (Movistar Plus+)

Cada vez hay más series y menos tiempo para verlas. Por eso, si eres de los que les cuesta encontrar horas libres en el día, esto te interesa. Cada semana elegimos una serie de estreno, analizamos su primer capítulo en pocas palabras y nos mojamos para descifrar si de ahí saldrá una buena historia. Así sabrás si merece la pena seguir viéndola o no. O lo que es lo mismo: si vas a perder tu tiempo, o a invertirlo.

Por Marina Such - 25 Feb 2022

Las adaptaciones más o menos modernizadas de clásicos de la literatura son una fuente inagotable de inspiración para coproducciones de cierta ambición que quieren llegar a todos los públicos. En los últimos años hemos visto una nueva versión en BBC de La guerra de los mundos que respetaba la ambientación victoriana, un Drácula que jugaba con los géneros y los tiempos de la novela de Bram Stoker y, ahora, una celebración de los 150 años de la publicación de La vuelta al mundo en 80 días que potencia más su sentido de la aventura.

Es una coproducción europea a través de European Alliance en la que también participa la estadounidense PBS, y sus responsables son Ashley Pharoah y Caleb Ranson, que mantienen la fidelidad temporal a la novela de Verne y añaden un mayor peso del viaje emocional de sus personajes. Los diferentes países que Phileas Fogg y sus acompañantes visitan se reprodujeron en Sudáfrica y la acogida del público ha sido tan buena, que está ya renovada por una segunda temporada. Y, por supuesto, el principal atractivo es el protagonismo de David Tennant como Phileas Fogg.

La vuelta al mundo en 80 días promete aventuras en lugares exóticos y que llevarán a sus personajes a situaciones en las que jamás pensaron que se encontrarían. ¿Merece la pena echarle un vistazo?

De qué va 'La vuelta al mundo en 80 días'

Londres, 1872. Phileas Fogg, un corriente caballero inglés de cierta posición, recibe una misteriosa postal que lo anima a hacer una apuesta en su club que, en otras circunstancias, nunca habría hecho: se juega 20.000 libras a que es capaz de dar la vuelta al mundo, partiendo de Londres, en ochenta días o menos, demostrando así que los medios de transporte modernos han avanzado de tal manera, que hacen posible semejante empresa.

Con Fogg partirán Passepartout, que logra que lo contrate como mayordomo para huir de ciertos problemas de su pasado, y Abigail Fix, hija del director del Daily Telegraph, que quiere demostrar que puede ser una buena reportera. Los tres inician su viaje en París y descubrirán no solo que la iniciativa se va a complicar mucho más de lo previsto, sino que, además, les obligará a sacar lados de sí mismos que no sabían que tenían.

Los tres personajes principales están interpretados por David Tennant, Ibrahim Koma y Leonie Benesch, y sus peripecias los llevarán por la India, Hong Kong, el Salvaje Oeste y hasta una isla perdida en el Pacífico.

Lo mejor y lo peor

Los diferentes países que recorren Fogg y sus acompañantes se reprodujeron en Sudáfrica.
Los diferentes países que recorren Fogg y sus acompañantes se reprodujeron en Sudáfrica.

La vuelta al mundo en 80 días está presidida por un espíritu aventurero que se aprecia desde el momento en el que sus tres protagonistas pisan París, que es la primera etapa de su viaje. También queda establecido rápidamente quiénes son ellos y qué les impulsa a embarcarse con Fogg en su apuesta. Estos dos aspectos son los más destacados del primer episodio, que rápidamente va al grano de lo que nos interesa, que es ver cómo empieza el viaje.

El ritmo del capítulo, sin embargo, lastra una caracterización más cuidada de los personajes. De Fogg sabemos que es alguien que se resiste a salir de su zona de confort, aunque también parece que, si se lo propone, estará más que a la altura del reto; Passepartout apenas está dibujado con el misterio inicial sobre de qué anda huyendo, mientras Abigail es la joven que quiere hacerse respetar en un mundo dominado por los hombres. Es de suponer que estas caracterizaciones irán profundizándose con el paso de los episodios, pero en el primero son bastante básicas.

Igualmente es muy superficial la ambientación en ese París tomado por protestas sociales al que llegan los tres. Los decorados están muy conseguidos, pero el conflicto no pasa de un pequeño obstáculo para que Fogg tenga que recurrir a otro medio de transporte que los lleva a Italia. La apuesta de la serie por un ritmo un poco más acelerado de lo habitual en las adaptaciones de La vuelta al mundo en 80 días tiene estos riesgos.

Hay que apuntar, además, que Fogg es el típico inglés victoriano de clase alta que cree que solo por eso se le han de abrir puertas que al resto le están vedadas, algo que únicamente le sirve para meterse en problemas.

El veredicto

David Tennant es el protagonista y uno de los productores ejecutivos de 'La vuelta al mundo en 80 días'.
David Tennant es el protagonista y uno de los productores ejecutivos de 'La vuelta al mundo en 80 días'.

Lo que propone La vuelta al mundo en 80 días son aventuras ligeras para toda la familia que, aunque mantienen la esencia aventurera del libro de Julio Verne, pasa de puntillas por otras cuestiones que realmente habrían revitalizado la historia, como la mirada claramente colonialista con la que Fogg ve el mundo o las dificultades que Abigail se encuentra por ser mujer, más allá de que su padre no la tome en serio como periodista.

Es una serie que busca entretener y que pueda ser vista por toda la familia, pero tampoco es una cita imprescindible. Sí hay que apuntar a su favor la labor de ambientación (aunque el CGI con el que se construyen las calles de Londres victoriano se note demasiado) y que Tennant tiene el suficiente carisma para que Fogg no sea un estirado que claramente se ha metido en un lío que le supera.