'La edad de la ira' quiere mostrar en ATRESplayer Premium todos los matices de la generación Z
Atresplayer
'La edad de la ira' quiere mostrar en ATRESplayer Premium todos los matices de la generación Z

'La edad de la ira' es uno de los libros más recomendados en los institutos de media España. A través de un adolescente acusado de matar a su padre, explora cómo es esa generación Z que la serie de ATRESplayer Premium también quiere retratar. Sus protagonistas son Manu Ríos, Amaia Aberasturi, Daniel Ibáñez y Carlos Alcaide y nos cuentan las claves de la ficción, que se estrena el domingo.

Por Marina Such - 24 Feb 2022

Una visión sin clichés y más pegada a la realidad de la adolescencia. Eso es lo que pretende La edad de la ira, la adaptación en cuatro episodios del libro de Nando López, que se estrena el domingo en ATRESplayer Premium. Los encargados de transformarlo en serie son los guionistas Lucía Carballal y Juanma Ruiz de Córdoba, y para encarnar a sus personajes se ha elegido a actores jóvenes que están asentándose en la ficción nacional.

Manu Ríos y Amaia Aberasturi probablemente son los dos nombres más conocidos entre los protagonistas; él, porque llamó enormemente la atención en Élite, y ella, por haber estado nominada al Goya a mejor actriz en 2021 por Akelarre. Ambos dan vida a Marcos, el chico que tiene que ocultar una parte de sí mismo por culpa de su ambiente familiar, y Sandra, la joven alegre que desde el principio siente curiosidad, cuanto menos, por él.

Junto con la tercera pata que conforma el centro de la serie (Daniel Ibáñez como Raúl, el nuevo que presenta una actitud completamente diferente ante las bromas a su costa), la serie quiere adentrarse todo lo posible en su mundo emocional para mostrar un retrato realista de estos adolescentes, y para hablar además de asuntos importantes no solo para la generación Z, sino para la sociedad.

"Creo que es un reflejo de la sociedad y de los institutos. Habla, entre otras muchas cosas, del bullying, de cómo algunos personajes sienten que no encajan", explica Manu Ríos, que afirma también que encontrar el equilibrio entre el Marcos del que se enamoran Sandra y Raúl y el que se siente reprimido y rechazado por su padre: "Sandra y Raúl tienen esta paciencia con Marcos y pueden llegar a entenderle porque yo quería que en cada silencio, cada mirada, Marcos tuviese este… Como que estuviese pidiendo un poco de ayuda".

La edad de la ira cuenta su historia adoptando en cada capítulo el punto de vista de uno de sus personajes. El más enigmático inicialmente es el hermano de Marcos, interpretado por Carlos Alcaide, que parece que puede tener mucha más importancia de lo esperado en la acusación contra Marcos por la muerte de su padre.

Daniel Ibáñez, Amaia Aberasturi, Manu Ríos y Carlos Alcaide, en la presentación de 'La edad de la ira'.
Daniel Ibáñez, Amaia Aberasturi, Manu Ríos y Carlos Alcaide, en la presentación de 'La edad de la ira'. / María Villanueva (Atresmedia)

Con cada episodio vamos conociendo mejor a esos personajes y tenemos más información sobre lo sucedido, y va quedando claro lo que la serie quiere contar. "Al leerme el guion, y al leer el libro también, ves que el mensaje que quiere transmitir es muy importante", señala Amaia Aberasturi: "Al final, no es solo una ficción en la que nos quedamos solamente en cómo pueden pasar la adolescencia unos chavales, sino que queremos ir más allá (...), que aquél que vea La edad de la ira se quede pensando que hay mucho qué hacer aún, que es muy injusto que una persona se tenga que estar escondiendo por miedo a la reacción del resto".

Es la razón por la que el libro de Nando López se lee en los institutos, y una de las claves de su éxito, y la serie quiere suscitar igualmente conversaciones entre sus espectadores sobre lo que están viendo en pantalla y las situaciones que ellos mismos viven en sus entornos familiares y escolares.