'Élite' en Netflix: qué podemos esperar de la temporada 6
Netflix
'Élite' en Netflix: qué podemos esperar de la temporada 6

La sexta temporada de 'Élite' apunta a ser la más reivindicativa de todas, con los alumnos de Las Encinas enfrentándose a la LGTBIfobia, la violencia machista, el racismo y el sexismo que campan a sus anchas por el centro y que la dirección no consigue erradicar.

Por Marina Such - 17 Nov 2022

Élite ha construido su gran éxito sobre dos pilares: el misterio que articula cada una de sus temporadas y el hedonismo y el mamarracheo que presiden las interacciones entre sus personajes. En ellos, además, siempre había alguno que se hacía con la función bien por sus frases lapidarias o por su personalidad arrolladora. Además, los relevos en el reparto se habían completado de una manera bastante orgánica, algo que será un gran reto para la sexta temporada, que se estrena mañana en Netflix.

Con la marcha de Itzan Escamilla, no queda ningún actor de los que empezaron la serie, y los que entraron en la segunda entrega también se han marchado. El peso de las tramas recae sobre los siguientes veteranos, que son el trío de hermanos formado por Ari (Carla Díaz), Mencía (Martina Cariddi) y Patrick (Manu Ríos), y es este último el que ha acabado convertido en el gran atractivo de esta nueva etapa de Élite.

La temporada 6 verá la llegada de nuevos alumnos, incluido un chico trans a quien da vida el actor Ander Puig (Ser o no ser), y que estarán en medio de esas tramas mucho más reivindicativas y más serias de lo que la serie nos tiene acostumbrados hasta ahora. ¿Conseguirán hacernos olvidar a Rebe, Cayetana u Omar?

Lo que contará la temporada 6

Isadora sigue sufriendo las consecuencias de sus acciones en la quinta temporada.
Isadora sigue sufriendo las consecuencias de sus acciones en la quinta temporada. / Matías Uris (Netflix)

La sinopsis oficial de Netflix explica que, tras la muerte de Samuel, Las Encinas intenta tapar todos los problemas que ha atravesado en el pasado, pero es una maniobra más cosmética que otra cosa, ya que la dirección hace poco por atajar el racismo, el sexismo y la homofobia que campan por el centro. En esas circunstancias veremos a un nuevo estudiante, Nico, que pelea para que acepten su condición de chico trans, y Patrick verá como Iván (André Lamoglia) intenta también aceptar su condición sexual, trama que se mete en la homofobia presente en el mundo del fútbol.

Por otro lado, Isadora (Valentina Zenere) aún arrastra las consecuencias de sus decisiones en la acusación de violación de Cayetana contra Phillippe, y al instituto llegarán también un par de influencers (Carmen Arrufat y Alex Pastrana) y una alumna racializada (Ana Bokesa) que tendrá que enfrentarse a los comentarios racistas de sus compañeros. Por supuesto, habrá un misterio alrededor de un posible asesinato.

Las críticas que han aparecido del arranque de la temporada apuntan que es muy probable que Élite haya dejado atrás su mejor época. La quinta temporada ya daba muestras de agotamiento (los nuevos personajes acaban repitiendo muchos patrones y tramas de los anteriores) y esta deriva hacia una mayor reivindicación no le siente especialmente bien a la serie.