'La vida y Beth' apuesta por el humor anclado en la verdad de Amy Schumer
Disney +
'La vida y Beth' apuesta por el humor anclado en la verdad de Amy Schumer

Seis años después de 'Inside Amy Schumer', la cómica estadounidense regresa a televisión con 'La vida y Beth', una comedia dramática sobre el redescubrimiento de uno mismo y la relación con nuestras madres. La actriz que interpreta a la suya, Laura Benanti, nos contó algunas de las claves del humor de Amy Schumer en la serie, que se estrena en Disney+.

Por Marina Such - 18 May 2022

Personajes que están buscando su camino, una hija que reexamina cómo ha sido la relación con su madre y una vuelta a casa que le va a obligar a replantearse si su vida es como imaginaba que sería cuando estaba en el instituto. Esos son los elementos con los que trabaja Amy Schumer en La vida y Beth, serie de la que ella es protagonista, creadora y directora de varios episodios y que se estrena hoy en Disney+ con una segunda temporada ya confirmada por Hulu, su hogar en Estados Unidos.

Schumer, que fue una de las presentadoras de los últimos Oscar junto a Wanda Sykes y Regina Hall, llevaba seis años fuera de la ficción televisiva desde el final de su programa de sketches, Inside Amy Schumer, y su vuelta se mueve por otros derroteros con toques más dramáticos. Laura Benanti, veterana actriz de Broadway a quien vimos por última vez en televisión en la nueva Gossip Girl, explicaba en un encuentro con la prensa internacional que "su comedia proviene de la verdad, de experiencias compartidas y de la empatía (...). Nunca se mete con quienes están por debajo, lo que admiro de verdad. Su tipo de comedia es el que más me hace reír porque es la comedia del reconocimiento. Y luego te abre el corazón y te das cuenta de que te estás llorando, porque puede girar muy rápido de la comedia a algo muy real. Y la vida real es así".

Violet Young (izquierda) y Laura Benanti (centro), en 'La vida y Beth'.
Violet Young (izquierda) y Laura Benanti (centro), en 'La vida y Beth'.

La vida y Beth alterna el presente de su protagonista con flashbacks a su adolescencia motivados por encontrarse de vuelta en su pueblo de Long Island. Su versión joven está interpretada por Violet Young, para quien la serie es uno de sus primeros trabajos y que describía a su personaje diciendo que "la joven Beth aún está intentando encontrar su camino. Está lidiando con el instituto, diferentes relaciones y la dinámica de su familia. Está creciendo y encontrándose a sí misma". Que es algo que comparte con su madre, como reconocía Benanti: "Jane también está intentando descubrir quién es, aunque sea una mujer adulta. (...) Creo que la relación de Jane y Beth, aunque se quieren mucho, es complicada, como pueden serlo muchas relaciones entre madres e hijas. No por falta de amor, sino por la vida".

Esa narración en dos tiempos pemite que el espectador vea por qué Beth ha terminado siendo como es ahora. Sobre el papel, tiene la vida soñada en Manhattan, con un novio ideal y un trabajo vendiendo vino que les sonaría muy cool a sus amigos del instituto. Pero Beth está viendo la vida pasar, más que viviéndola. "Creo que es interesante ver a Beth ahora, con todos los problemas que está afrontando, y poder rebobinar y echar un vistazo a por qué está lidiando con esas cosas", señalaba Benanti: "Algo que me gusta del trabajo de Amy es que acabas teniendo compasión por todos. Hay una gran empatía que interviene en todo lo que ella crea, y la idea de que, al final, todos estamos haciéndolo lo mejor que podemos".

Tanto Laura Benanti como Violet Young se mostraron muy satisfechas con la experiencia de trabajar en la serie. La segunda afirmaba que había aprendido mucho de todos los actores más experimentados con los que ha trabajado, incluyendo Michael Rappaport, que interpreta a su padre, mientras Benanti detallaba cómo era ser dirigida por Schumer: "Sus directrices son muy claras y hace que todo sea fácil de entender, lo que no siempre ocurre. Es muy amable y divertida. Viéndola trabajar, a menudo pensaba cómo sería esto para ella, protagonizar, escribir y dirigir. Nunca parecía estresada, lo que crea un entorno maravilloso para los actores".

La vida y Beth es un proyecto muy personal para ella y se aprecia en el peculiar tono de sus episodios. Hay humor, construido muchas veces sobre los objetivos contradictorios de los personajes y la falta de comunicación entre ellos, pero también encontraremos bastantes momentos muy emocionales y con los que es fácil sentirse identificado. Como explicaba Laura Benanti, Beth está haciéndolo lo mejor que puede.