'Evil' es más que la mejor serie de terror que no estás viendo
Noticias
'Evil' es más que la mejor serie de terror que no estás viendo

La temporada 3 de 'Evil' se estrena hoy en Syfy prometiendo más sustos, más humor retorcido y, sobre todo, más tentaciones para David, Kristen y Ben. Si nunca la has visto, es el momento de que te subas al carro de esta serie que es el mejor exponente de cómo puede hacerse terror tirando de los elementos más tradicionales y, al mismo tiempo, buscando maneras más originales.

Por Marina Such - 20 Oct 2022

Desde hoy, cuando Syfy estrena en España la temporada 3 de Evil, coinciden en emisión dos de las últimas series creadas por Robert y Michelle King, esa y The Good Fight. Aparentemente, no pueden ser más distintas: una está protagonizada por tres personas que investigan potenciales posesiones demoníacas, mientras la otra se centra en un bufete de abogados de Chicago, pero las unen dos cosas que están presentes en todas las series de los King, como son un ojo puesto en la actualidad y un inquebrantable sentido del humor.

En los nuevos capítulos de Evil, además, las relaciones entre sus personajes se van a complicar un poco más por culpa de esa atracción entre David y Kristen a la que no deben ceder porque él ya ha sido ordenado sacerdote. Pero el Diablo (y Leland Townsend) no va a dejarlos en paz tan fácilmente.

De todos modos, si hasta ahora no habías dado una oportunidad a la serie, es el momento para que lo hagas. Con la obsesión en octubre por la "spooky season", es decir, las historias de miedo, Evil es una gran opción porque tiene sustos, casos muy inquietantes, comentarios sociales que a veces dan más miedo que los demonios y, por supuesto, un muy peculiar sentido del humor, a veces negro y, a veces, muy tonto y eficaz.

Por qué tienes que ver 'Evil'

La serie sigue a tres personas contratadas por la diócesis de Nueva York para investigar posibles posesiones demoníacas que requieran un exorcismo: David (Mike Colter) es seminarista y está a punto de ser ordenado sacerdote; Kristen (Katja Herbers) es una psicóloga forense que suele acudir como testigo experto a juicios criminales, y Ben(Aasif Mandvi) es un experto en tecnología que descarta posibles interferencias en radios, televisores, teléfonos moviles, etc. El diferente punto de vista de cada uno es lo que acaba determinando si lo que le ocurre a la persona en cuestión es obra del demonio o puede explicarse científicamente.

Parece una variación de Expediente X, y podríamos decir que la relación entre David y Kristen sí se basa sobre algo similar a la de Mulder y Scully, que es que la atracción entre ellos es, aparte de física, principalmente intelectual. También los casos suelen esconder otros asuntos por debajo de la apariencia paranormal: en la primera temporada había uno que trataba sobre las consecuencias de la guerra de Ruanda, por ejemplo, y en la segunda, los protagonistas investigaban una supuesta posesión en un monasterio donde se dejaba entrever un clima bastante inquietante entre los frailes y las novicias que trabajaban para ellos.

Esa es una de las grandes virtudes de Evil, su capacidad para urdir el terror más a través de la atmósfera, de esos planos simétricos tan marca de la casa de las series de los King, de jugar con el fuera de campo y con el sonido. Además, los tres protagonistas se enfrentan a un antagonista, Leland Townsend (Michael Emerson), que afirma ser un enviado del mismísimo Diablo y, para rematarlo todo, David tiene visiones apocalípticas.

Michael Emerson es Leland Townsend, el gran antagonista de 'Evil'.
Michael Emerson es Leland Townsend, el gran antagonista de 'Evil'.

Cada temporada de Evil va complicando la trama horizontal que atraviesa todos sus episodios, en los que David, Kristen y Ben investigan un caso diferente. Esa trama implica a menudo a la familia de Kristen, que tiene cuatro hijas pequeñas que hablan todas a la vez, y pone a prueba las creencias y el sistema de valores de todos los personajes. Todas las historias, además, son una conversación alrededor de la pregunta sobre la que se asienta la serie: ¿existe el Mal o simplemente hay personas que hacen cosas malas?

Para David y la Iglesia Católica, el Mal y el Diablo son reales, mientras para Kristen (atea) y Ben (musulmán) es más cuestión de que ciertas personas pueden decidir cometer atrocidades o sufren alguna dolencia mental. Las discusiones entre los tres reflejan a menudo las que los propios creadores de la ficción tienen sobre este tema (Robert King es católico y Michelle King, judía no practicante).

Pero tampoco pensemos que Evil es aterradora y, además, seria como un ataque al corazón, que dirían ellos. No puede evitar desplegar a menudo un sentido del humor retorcido que, en ocasiones, lleva a la serie por los caminos más alocados y que la convierte en aún más disfrutable. Los demonios que acechan a los protagonistas también pueden ser muy divertidos.