Guía rápida para ver: 'Happy Valley'
Movistar
Guía rápida para ver: 'Happy Valley'

En enero llegará la largamente esperada tercera, y última, temporada de 'Happy Valley', una de las series británicas más clamadas por la crítica de la última década. Es un drama policial, y familiar, ambientado en Yorkshire y que ha consagrado a la actriz Sarah Lancashire y a la guionista Sally Wainwright.

Por Marina Such - 28 Dec 2022

Entre los estrenos más esperados de 2023 figura la tercera temporada de Happy Valley, la serie que coronó a Sally Wainwright (Gentleman Jack) como una de las mejores guionistas de la ficción televisiva británica actual. Desde su primera entrega, emitida en BBC en 2014, los críticos cayeron rendidos ante la mezcla de policiaco, drama familiar y toques costumbristas de los habitantes del condado de Yorkshire que Wainwright conoce bien porque es de allí.

Sus dos temporadas emitidas hasta ahora ganaron los BAFTA a mejor drama en 2015 y 2017, y en aquella última gala también se llevó el premio a mejor actriz Sarah Lancashire, que ya había trabajado anteriormente con Wainwright y para quien la serie fue, en parte, el trampolín a protagonizar, por ejemplo, Julia en HBO Max. Desde entonces, la guionista no paraba de recibir preguntas de cuándo se vería una tercera entrega de la serie, y la respuesta es el próximo 3 de enero en Movistar Plus+ en España.

Esos nuevos capítulos prometen cerrar la historia que ha articulado toda la ficción desde el principio, que es el trauma que Catherine Cawood, su protagonista, tiene todavía por la muerte de su hija debido a las circunstancias en las que ocurrió. Pero hasta que llegue ese momento, tenemos la oportunidad perfecta para darle una oportunidad a esta serie que es mucho más que un policiaco ambientado en el norte de Inglaterra.

De qué va 'Happy Valley'

La sargento Catherine Cawood tiene un trabajo en el que, por lo general, se dedica a parar pequeños actos de vandalismo, hurtos y los líos en los que se metan los chavales de la ciudad, con pocas oportunidades de futuro y fácil acceso a las drogas. Sin embargo, lleva a cuestas un trauma: su hija se suicidó después de ser violada y dar a luz a un bebé que Catherine cuida ahora con la ayuda de su hermana. La sombra del agresor se nota todavía, y más después de que salga de prisión y acabe involucrado en un chapucero secuestro.

La sargento se pasará todo el tiempo intentando atraparlo porque considera que es muy peligroso y que no ha pagado por lo que le hizo a su hija, y eso la irá consumiendo poco a poco. Porque, además, los casos que le toca investigar tienen todos un lado un poco patético y, al mismo tiempo, realmente triste.

Cuántas temporadas son y dónde verlas

Happy Valley está compuesta por dos temporadas de seis episodios cada una. Cada entrega cuenta una investigación diferente, aunque las circunstancias familiares de Catherine siempre están al fondo, y lo mismo su vigilancia del hombre que provocó la muerte de su hija. En España, están disponibles en Movistar Plus+, pero fuera del Reino Unido puede verse en Netflix. El 1 de enero, BBC estrenará su tercera temporada.

Un capítulo para ver

Sarah Lancashire actuando en 'Happy Valley'.
Sarah Lancashire actuando en 'Happy Valley'.

Las temporadas son muy serializadas, así que lo mejor es echarle un vistazo al primer capítulo de la serie. Presenta a la perfección a Catherine, cómo es la ciudad en la que vive, y cómo son los involucrados en un caso que, a veces, remite un poco a Fargo porque su impulsor es un tipo gris que contrata a unos delincuentes para que secuestren a la hija de su jefe, enfadado porque no le sube el sueldo. Se arrepiente casi enseguida de haberlo hecho pero, para entonces, ya es tarde.

Ese episodio inicial destaca por la relación entre Catherine y su hermana, interpretada por Siobhan Finneran (Downton Abbey), una ex adicta que la ayuda en la crianza de su nieto y con la que no siempre está de acuerdo. Lancashire y Finneran transmiten el amor que se tienen mutuamente y, al mismo tiempo, la desconfianza y la sensación de que deberían de pasar página en algunos aspectos.

Por qué verla

'Happy Valley' fue también un gran espaldarazo para James Norton (a la izquierda).
'Happy Valley' fue también un gran espaldarazo para James Norton (a la izquierda).

La sargento Cawood y el retrato que Sarah Lancashire hace de ella son motivo más que suficiente para darle una oportunidad a la serie. No es precisamente un visionado alegre, pero Wainwright introduce algunos pequeños toques de humor aquí y allí que contrastan con las duras condiciones de vida de muchos de los habitantes del valle, apodado "feliz" con mucha ironía. Y sus personajes son todos muy humanos; resulta difícil no comprender sus motivaciones aunque estemos lejos de empatizar con ellos.

Une perfectamente el lado más policiaco con el más íntimo de, sobre todo, Catherine, que teme el día en el que el violador de su hija quiera ver a su hijo, que ya es un niño crecidito. Los criminales pueden ser, a veces, torpes y esa torpeza los lleva a ser crueles de más, pero es en la evolución de la sargento y en la atmósfera construida en esa ciudad donde está el gran atractivo de Happy Valley, y donde queda claro el don de Wainwright para que lo doméstico sea tan crucial para el lado policiaco como una trama repleta de giros y sorpresas.

Aquí hay pocas, y ninguna falta que hacen. La personalidad de Cawood, que puede ser obstinada y de difícil trato, es razón más que suficiente para engancharse a la ficción.