Guía rápida para ver: 'Juego de tronos'
HBO
Guía rápida para ver: 'Juego de tronos'

El próximo estreno de 'La Casa del Dragón' en HBO Max nos lleva a que echemos la vista atrás para recordar la serie de la que parte, uno de los grandes fenómenos culturales de los últimos años. 'Juego de tronos', además, está en la plataforma en una nueva versión en calidad 4K desde hace poco, por lo que es buen momento para animar a quienes no la hayan visto nunca a que le den una oportunidad.

Por Marina Such - 09 Aug 2022

Abril de 2011 es una fecha importante en la historia reciente de la televisión. Es el momento en el que HBO estrenó Juego de tronos, una serie que, al principio, desconcertó a buena parte de la prensa. ¿Qué hacía HBO, hogar de Los Soprano y The Wire, adaptando una saga literaria de fantasía épica como era Canción de hielo y fuego, de George R.R. Martin? Quienes se preguntaban eso ignoraban que la cadena llevaba ya unos años emitiendo True Blood, una bizarra ficción de vampiros en el sur de Estados Unidos, y solo se preocupaban de qué serie podía suceder a los mafiosos de Nueva Jersey no solo como éxito de audiencia, sino también de crítica y en los Emmy.

Juego de tronos tardaría en serlo, pero lo sería (del mismo modo que Succession es, ahora, su heredera en ese aspecto en la cadena). Sus dos responsables, David Benioff y D.B. Weiss, eran dos guionistas que nunca habían hecho televisión y que, según su propio relato, entregaron un primer piloto muy malo que hubo que volver a reescribir y rodar y tuvieron que añadir escenas a todo correr en la primera temporada porque sus capítulos iban todos cortos de duración. En su amplio reparto no había caras conocidas, con la excepción de Sean Bean, Peter Dinklage, Lena Headey y Jason Momoa, y al principio era más un drama familiar medieval que una historia de fantasía, aunque incluía algún detalle aquí y allá.

El fenómeno no explotó de verdad hasta la tercera temporada, y no hizo más que crecer y crecer hasta su controvertido final, en mayo de 2019. Desde ese mismo momento, HBO empezó a desarrollar diferentes proyectos que expandieran el mundo de Poniente, y el primero en verse será La Casa del Dragón, que se estrena el 22 de agosto. Ese estreno puede ser una buena excusa para acercarse a su serie madre, y te ayudamos a hacerte una idea de lo que te vas a encontrar.

De qué va 'Juego de tronos'

Mark Addy y Lena Headey, como Robert Baratheon y Cersei Lannister en 'Juego de tronos'.
Mark Addy y Lena Headey, como Robert Baratheon y Cersei Lannister en 'Juego de tronos'.

La serie sigue a varias familias que se disputan el poder en Poniente, marcado por el Trono de Hierro en el que se sienta el rey. Su ocupante al empezar la historia es Robert Baratheon, que derrocó al anterior monarca, Aerys Targaryen, con una rebelión violenta en la que tuvo la ayuda de su leal amigo, Ned Stark, señor de Invernalia. Han pasado los años y Robert viaja al norte para proponerle a Ned que se convierta en la Mano del Rey tras la muerte de la anterior, Jon Arryn.

Ese hecho desencadenará una pugna por el control de los Siete Reinos entre los Lannister, una rica y poderosa familia a la que pertenece Cersei, esposa del rey, y los Stark, que gobiernan el norte. Además, están en el exilio los dos únicos supervivientes que quedan de la familia Targaryen, los hermanos Viserys y Daenerys. Él está obsesionado con conseguir un ejército que le permita regresar a Poniente y reclamar el trono, por lo que vende en matrimonio a su hermana a Khal Drogo, señor de los dothraki, unos fieros jinetes.

Y mientras todo esto ocurre, al norte se levanta un enorme muro de hielo que debe proteger los Siete Reinos de una amenaza que hace miles de años que no ha vuelto a verse: la de los Caminantes Blancos y el Rey de la Noche, seres sobrenaturales dispuestos a hacer que la oscuridad perpetua y el frío invernal cubran todo Poniente.

Cuántas temporadas son y dónde verlas

Juego de tronos son ocho temporadas de diez episodios de una hora, excepto las dos últimas, que tienen siete y seis capítulos, respectivamente. Puede verse en HBO Max, que incluye desde hace unos días una versión en 4K. Cuando terminemos la serie, podemos ver también un documental muy interesante, La última guardia, que se centra en el rodaje de la última temporada desde perspectivas poco tratadas en ese tipo de productos.

Un capítulo para ver

Jason Momoa y Emilia Clarke, como Khal Drogo y Daenerys en 'Juego de tronos'.
Jason Momoa y Emilia Clarke, como Khal Drogo y Daenerys en 'Juego de tronos'.

Juego de tronos solía entregar en cada temporada un episodio memorable que generaba conversación durante meses. En ese capítulo solía ocurrir algo que pillaba a los espectadores por sorpresa y que cambiaba el rumbo de la serie, pero solo pueden disfrutarse si antes hemos visto cómo se iba construyendo la historia hasta llegar allí. Es tentador sugerir como primera toma de contacto uno de los primeros episodios que mostró una batalla en toda su espectacularidad, Blackwater, en la segunda temporada, o A golden crown, un capítulo de la primera en el que la mala relación entre Viserys y Daenerys alcanza un punto de no retorno.

Sin embargo, lo mejor es ver directamente el piloto, Winter is coming. Es verdad que Juego de tronos evolucionó bastante desde aquel primer capítulo, pero ahí están todas sus señas de identidad: la importancia fundamental de los personajes, los diferentes propósitos de las principales familias, la brutalidad del mundo en el que se mueven y la obsesión de casi todos por el Trono de Hierro y la sombra que el pasado lanza sobre ellos.

Por qué verla

Tyrion y Varys, en la última temporada de 'Juego de tronos'.
Tyrion y Varys, en la última temporada de 'Juego de tronos'.

Juego de tronos es, junto con Stranger Things, el mayor fenómeno cultural que ha dado la televisión (o el streaming) en la última década. Eso puede ser un aliciente o jugar en su contra a la hora de que demos una oportunidad a la serie, así que lo mejor es volver a lo básico, que es que estamos ante una ficción que, salvo raras ocasiones (como ciertas prisas por cerrar la historia), nunca perdió de vista a sus personajes, los hizo evolucionar y los mantuvo como el motor de todo lo que pasaba. Se ganó la reputación de matar personajes sin que los espectadores lo vieran venir, aparte de unos inicios muy exhibicionistas en cuanto a desnudos, sexo y, sobre todo, violencia sexual contra las mujeres, lo que generó bastante polémica.

En algunos aspectos, es hija de aquellos 2010 pre-MeToo, pero también fue construyendo a unos personajes femeninos con unos desarrollos muy interesantes, sobre todo los de las hermanas Arya y Sansa Stark. Es una serie de gente que habla, en la que las diferentes conversaciones que tienen sus protagonistas ponen en marcha hechos decisivos, desvelan aspectos que no esperábamos o van destapando que, al final, todo se sostiene sobre una mentira.

Es muy probable que la idea preconcebida que tengamos sobre Juego de tronos se rompa cuando empecemos a verla.