Guía rápida para ver: 'Policías de Nueva York'
Noticias
Guía rápida para ver: 'Policías de Nueva York'

Dentro de las series policiacas, hay tres títulos que se consideran las cimas del género en Estados Unidos: 'Canción triste de Hill Street', 'Homicidio' y 'Policías de Nueva York'. La tercera acaba de entrar en el catálogo de Disney+, lo que es una buena excusa para acercarse a esta serie que contribuyó a cimentar los ladrillos de las 'Chicago PD' y 'The Rookie' de la actualidad.

Por Marina Such - 13 Apr 2022

Steven Bochco fue uno de los grandes productores televisivos estadounidenses, especialmente durante las décadas de los 80 y los 90 y, sobre todo, en lo referente al policiaco y el drama legal. Suyas eran La ley de Los Ángeles, Murder One y Un médico precoz, que se salía del género, y él también había creado la que cambió las series de policías para siempre, Canción triste de Hill Street. Aquella ficción no se centraba en unos detectives que resolvían en cada capítulo un caso, sino que seguía a los agentes de una comisaría en una gran ciudad durante su día a día, lo que implicaba casos que no se solucionaban en un episodio (o nunca), gente con unas vidas personales desastrosas y tramas que podían alargarse durante casi toda la temporada.

Emitida entre 1981 y 1987, su éxito fue tal, que muchas otras series de policías se animaron a seguir su ejemplo. El propio Bochco lo repetiría en 1993, junto a David Milch (creador después de Deadwood) con Policías de Nueva York, que tomaba el mismo esquema y lo llevaba un poco más allá al situar en su centro a un personaje que se adelantó seis años a la moda de los antihéroes que lanzaría Tony Soprano: se trataba del detective Andy Sipowicz, un tipo con mal genio, alcohólico, racista y malhablado que, sin embargo, acabó siendo la brújula moral de la serie.

Siendo justos, Sipowicz fue ganando protagonismo conforme Policías de Nueva York se confirmaba como un éxito impresionante para la cadena ABC. Se emitió durante doce temporadas, hasta 2005, siendo la serie de prime time más longeva del canal hasta que llegó Anatomía de Grey; hizo famosos a Dennis Franz y a David Caruso, que luego sería Horatio Caine en CSI: Miami; ganó el Emmy a mejor serie de drama en 1995 (Franz se llevaría en total cuatro al mejor actor)... Causó controversia por la manera en la que mostraba el alcoholismo, los desnudos y por la propia personalidad de Sipowicz, pero está considerada un clásico.

De qué va 'Policías de Nueva York'

Jimmy Smits sustituyó a David Caruso en la segunda temporada de 'Policías de Nueva York'.
Jimmy Smits sustituyó a David Caruso en la segunda temporada de 'Policías de Nueva York'.

La serie se sitúa en la comisaría del distrito 15 de Manhattan y sigue a los diferentes policías que trabajan en ella. Muestra los casos que investigan todos los días, los problemas que tienen en casa, las dinámicas con el resto de los compañeros y cómo el trabajo acaba afectándolos de diferentes maneras. El tono es mucho más realista y pegado a la calle de lo que era habitual en los policiacos de mediados de los 90, con muchas escenas grabadas cámara en mano y algunas en las que se llega al límite de lo permitido por las normas de las cadenas en abierto estadounidenses en cuando a lenguaje malsonante y desnudez.

Steven Bochco y David Milch querían romper muchas de las convenciones del género en televisión, en especial que sus policías fueran siempre gente recta, honesta y que nunca se saltaba las normas. Sus personajes eran muy imperfectos y Andy Sipowicz encapsulaba todo lo que pretendían hacer al ser lo que podríamos denominar un tipo de mierda, pero un buen policía. La labor del actor Dennis Franz era conseguir que el público se interesara por él y por averiguar si podría reconducir su vida y cambiar.

El reparto, por cierto, está repleto de actores que se hicieron bastante más conocidos de lo que ya eran, como el propio Franz, David Caruso, Jimmy Smits, Sherry Stringfield, Amy Brenneman o Esai Morales. Además de Caruso y Smits, Rick Schroder y Mark-Paul Goselaar interpretaron al compañero de Sipowicz a lolargo de la serie.

Cuántas temporadas son y dónde verlas

Policías de Nueva York estuvo en antena doce temporadas, entre 1993 y 2005, y están todas disponibles en Disney+. Como es de rigor en las series en abierto de aquella época, las temporadas son largas, de más de veinte episodios cada una.

Un capítulo para ver

En este tipo de series, el primer capítulo ya suele ser una buena toma de contacto, y más con Policías de Nueva York. Su piloto presenta perfectamente todas las características de la serie, desde su estilo poco encorsetado a la dinámica entre el borracho Sipowicz y John Kelly, su compañero, que intenta mantenerse a flote entre crisis laborales, profesionales y su propio sentido de creerse mejor que sus colegas.

Sin embargo, uno de los capítulos que más se recomienda para quienes se acercan a la serie por primera vez es NYPD Lou (1x07), un episodio que gira alrededor del asesinato de un niño, hijo de padres inmigrantes, que muestra también el pesimismo ante el sistema que Policías de Nueva York presentaba de vez en cuando, y que se notaría también en la siguiente serie de David Milch, Deadwood.

Por qué verla

David Caruso y Dennis Franz, en la primera temporada de 'Policías de Nueva York'.
David Caruso y Dennis Franz, en la primera temporada de 'Policías de Nueva York'.

Resulta curioso comparar Ley y orden y Policías de Nueva York, contemporáneas durante buena parte de sus vidas. La primera era todo trabajo y solía resolver sus casos al final del capítulo, mientras la segunda estaba más interesada en cómo se mezclaba lo laboral con lo personal y las consecuencias que eso tenía. La creación de Bochco y Milch quiso revolucionar lo que se podía hacer en la televisión en abierto en Estados Unidos, tanto formal como temáticamente, y podríamos decir que fue uno de los referentes de la obsesión por los protagonistas masculinos de mediana edad en crisis que se desataría en los 2000.

En sus doce temporadas tuvo sus altibajos creativos (dependiendo de si eran Milch o Bochco quienes estaban a los manos) y a veces se le fue la mano con su esfuerzo por ser realista, pero es un visionado interesante para los amantes de las series de policías, sobre todo para ver de dónde vienen ficciones de éxito actualmente como Chicago PD, por ejemplo.