'Julia' es la serie perfecta para ver si eres fan de la protagonista de 'Happy Valley'
HBO
'Julia' es la serie perfecta para ver si eres fan de la protagonista de 'Happy Valley'

Uno de los grandes atractivos de 'Happy Valley' es el trabajo de su actriz protagonista, Sarah Lancashire, toda una veterana de la televisión británica que el año pasado tuvo otra serie perfecta para su lucimiento, 'Julia', en HBO Max.

Por Marina Such - 06 Jan 2023

Julia Child es una institución de la televisión estadounidense, la persona que creó, en la década de los 50, los programas de cocina tal y como los conocemos ahora. Meryl Streep interpretó en el cine a Child en Julie & Julia y es un personaje con una manera de hablar y unos manerismos muy determinados que todo el público norteamericano conoce. Cuando se supo que HBO iba a hacer una serie sobre ella, la gran sorpresa fue que se eligiera a una actriz británica, Sarah Lancashire, para interpretarla, pero vista la ficción, era la mejor opción.

Esa serie es Julia y es un vehículo perfecto para el lucimiento de una intérprete que no es tan conocida fuera de la ficción televisiva de las islas. Su lanzamiento para una parte muy importante de la audiencia internacional fue Happy Valley, que acaba de estrenar su tercera temporada y que propulsó a Lancashire hacia trabajos como la traslación al cine de Everybody's talking about Jaime.

Julia, de hecho, es un visionado ideal para los fans de la actriz. Si en el policiaco de Sally Wainwright interpreta a una mujer que carga a cuestas con una gran tragedia personal, y a quien no le importa que sus compañeros de trabajo la consideren demasiado estricta, en Julia cambia por completo de registro; Child era muy alta, con una voz cantarina, y su físico solía despertar bromas y reticencias. Lancashire se transforma por completo.

Por qué ver 'Julia'

Julia mantiene un tono amable y muy centrado en la cocinera televisiva y en todo lo que hizo falta para poner en marcha su programa, The French chef. El rol que otras mujeres en su vida jugaron se destaca bastante, con especial énfasis en la editora de sus libros, una productora de la cadena de televisión que peleaba para que la tomaran en serio (algo que le resultaba complicado por ser afroamericana) y su mejor amiga. También resulta importante su marido, Paul, de quien se explora el cambio de rol que tiene que asumir conforme su mujer se va haciendo famosa.

Se nota que los responsables de la serie provienen en su mayoría de La maravillosa Sra. Maisel por la atención al detalle en su ambientación de época, la ligereza con la que se cuenta todo y el centro en un personaje y una actriz que se funden de manera indisociable. Los fans de Sara Lancashire tienen en la ficción una cita ineludible porque no funcionaría sin su interpretación, que nunca se toma a broma a Julia Child ni la parodia: es una mujer tridimensional, con sus triunfos y sus derrotas.