La historia real detrás de 'Cielos turbios', el thriller documental de Filmin
Filmin
La historia real detrás de 'Cielos turbios', el thriller documental de Filmin

La plataforma Filmin estrena 'Cielos turbios', una miniserie documental que investiga cómo y por qué se estrelló un Boeing 747 israelí contra un edificio de apartamentos de Ámsterdam en 1992. Pasan los años y sigue siendo un misterio sin resolver.

Por Álvaro Ortiz - 06 Jan 2023

Octubre de 1992. Un Boeing 747, procedente de Nueva York, se estrella contra un bloque de apartamentos en Ámsterdam. Mueren 43 personas. O al menos, eso dicen los primeros datos. Y es que las investigaciones que se abren, en vez de aclarar las causas del accidente, traen consigo nuevas preguntas y descubrimientos sorprendentes. Aún hoy se desconocen detalles muy importantes sobre cómo se provocó la tragedia. La última docuserie de Filmin, Cielos turbios, llega para intentar resolver el misterio.

Dirigida por el cineasta israelí Noam Pinchas, esta producción inédita en España llega casi 30 años después del accidente. Es la primera que examina la tragedia desde una panorámica internacional. Para ello, Cielos turbios cuestiona los eventos más sospechosos del caso, los mismos que llevan décadas avivando los rumores: cargamentos químicos, enfermedades y pruebas que desaparecieron; entre ellas la caja negra, que registra las conversaciones de los pilotos en la cabina, y que habría sido determinante.

Fotograma de 'Cielos turbios' en Filmin.
Fotograma de 'Cielos turbios' en Filmin.

También resultó llamativa la cifra oficial de fallecidos, la cual no alcanzó el medio centenar. Sin embargo, en el momento del accidente, los agentes de policía estimaron que el número de muertos debía de ser superior a 200 personas. Era raro. Y más cuando se supo que la mayoría de vecinos de la zona eran migrantes sin papeles que no estaban registrados. A todo esto, Cielos turbios suma otro asunto: lo que les pasó a todos esos supervivientes que enfermaron sin motivo aparente días después del accidente.

¿Había material químico a bordo? Es la hipótesis de muchos. Sobre todo si se tiene en cuenta que, tras estrellarse el avión, aparecieron unos hombres vestidos con trajes de protección blancos, que se dedicaban a recoger algo entre los escombros. Nada de esto llegó a investigarse a fondo. De ahí que los rumores sobre la tragedia del Boeing 747 sigan circulando en determinados círculos. Parece imposible que Cielos turbios consiga aportar luz, pero al menos mantendrá viva la memoria del desastre.