'Machos Alfa' se ríe de los clichés de la masculinidad en crisis del siglo XXI
Netflix
'Machos Alfa' se ríe de los clichés de la masculinidad en crisis del siglo XXI

Netflix cierra 2022 estrenando 'Machos alfa', una comedia que llega precedida por el éxito que sus dos creadores, los hermanos Laura y Alberto Caballero, ha tenido con series como 'La que se avecina' o 'El pueblo'. Los dos le cuentan a Serielistas las claves de esta ficción que se ríe de las ideas preconcebidas sobre la crisis de la masculinidad en el siglo XXI.

Por Marina Such - 29 Dec 2022

Un ejecutivo de televisión despedido, un hombre casado que no entiende las necesidades sexuales de su mujer, un tipo desconcertado cuando su novia le pide abrir la relación y un divorciado que lidia con su hija adolescente; esos son los cuatro protagonistas masculinos de Machos alfa, la comedia que Netflix estrena mañana de la mano de dos de los creadores más exitosos de la televisión española, Laura y Alberto Caballero.

Para ambos es su primera experiencia con una plataforma de streaming, ya que sus anteriores series, como La que se avecina o El pueblo, se produjeron para Telecinco (aunque se estrenen primero en Prime Video), y aunque reconocen que es un cambio de ritmo agradable no estar pendientes de las audiencias, también señalan que la concepción de la serie fue mucho más rápida de lo esperado. "Desde nuestra primera reunión hasta el estreno habrá pasado año y cuatro meses, algo así", explica Alberto Caballero a Serielistas: "Ha sido todo lo más rápido que se puede arrancar una serie. Lo que pasa es que la idea ya la teníamos (...). Ha sido más rápido que incluso las últimas temporadas, que ya íbamos más relajados, de La que se avecina".

Ayudó a eso que ya tenían la idea, inspirados en "la fauna que hemos visto en la vida real". Alberto añade que "hay dos especialmente machirulos porque queríamos hablar de la pérdida de poder económico y la pérdida de poder sexual. Y también queríamos hablar de otro tipo de hombre, menos machirulo, pero que también ha sido educado en la cultura machista y que también se enfrenta a problemas de este tipo, pero que en un momento determinado no responde al arquetipo del macho, del hombre competitivo, etc".

Es también un cambio temático y de tono significativo con respecto a la anterior ficción nacional estrenada por Netflix, Smiley, que apostaba por la comedia romántica. En Machos alfa hay más juego con las ideas preconcebidas sobre los roles en la sociedad de hombres y mujeres, especialmente en la generación de cuarentones que, en palabras de Alberto Caballero, es un poco "puente": "No somos como nuestros abuelos o nuestros padres, pero nuestro bagaje cultural ha sido muy concreto y es el que ya no vale. Hay que reprogramarse. Esa es la parte divertida, la de los personajes fuera de sitio".

Su hermana Laura, que asume las labores principales de dirección de los ocho episodios, expande esa idea añadiendo la brecha generacional que se toca con los personajes interpretados por Gorka Otxoa y Paula Gallego, que son el padre divorciado y su hija adolescente: "La educación ha sido totalmente diferente en esa generación. A día de hoy, yo he notado muchísimo en el rodaje, y eso que nosotros nos movemos en un mundo bastante avanzado y yo estoy rodeada de gente con la mente muy abierta, un cambio brutal con la gente del equipo técnico, que son muy jóvenes. Ellas me dan cien mil vueltas, es otra mentalidad completamente diferente en todo".

Sin embargo, lo que a la serie le interesa más explorar es, precisamente, cómo responden esos hombres que se creían el centro el mundo cuando se dan cuenta de que no lo son y, en concreto, la diferente manera de reaccionar que tienen las mujeres en su vida. El ejecutivo de televisión interpretado por Fernando Gil ni es capaz de contarle a su novia (María Hervás) que lo han despedido; cuando lo hace, ella reacciona buscando maneras de monetizar su hobby como influencer.

Laura Caballero (izquierda), durante el rodaje de 'Machos alfa'.
Laura Caballero (izquierda), durante el rodaje de 'Machos alfa'. / Manuel Fiestas (Netflix)

"Ellas también están muy perdidas, pero creo que la mujer es más de acción. Estoy perdida, pues me pongo en marcha. El hombre no se plantea muchas veces ni que está perdido", señala Laura Caballero, a lo que su hermano responde que "queríamos que la historia la movieran ellas porque es un reflejo de lo que está pasando en la sociedad".

Para ambos, Machos alfa puede ser un paso adelante en su carrera al darles la oportunidad de hacer comedia con episodios de media hora duración, en lugar de los 70 minutos de La que se avecina, y para una plataforma de streaming menos pendiente de las audiencias del día siguiente, pero lo que se mantiene constante es el punto desde el que siempre arrancan cuando empiezan a crear las historias: "La base con la que nosotros hacemos comedia, que parece una tontería pero a veces no pasa, es que nuestros personajes no saben que lo que les está pasando es gracioso. Para ellos, es un drama, y luego (...) el espectador, lo que recibe, son situaciones que son divertidas. (...) Si se hubiera contado en drama esta historia, probablemente habría sido más fácil caer en el adoctrinamiento, en ser más pesados, porque te habrías puesto un poquito más intenso".