Netflix cancela 'La monja guerrera' pese a los esfuerzos de sus fans por salvarla
Netflix
Netflix cancela 'La monja guerrera' pese a los esfuerzos de sus fans por salvarla

Finalmente, la campaña de los fans de 'La monja guerrera' para que Netflix la renovara por una tercera temporada no ha tenido éxito y la plataforma ha cancelado la serie de fantasía protagonizada por Alba Baptista, siguiendo su tendencia de que muy pocas de sus ficciones de su género pasen de la temporada 2.

Por Marina Such - 14 Dec 2022

Pese a los esfuerzos de sus fans, La monja guerrera ha sido cancelada por Netflix al final de su segunda temporada, cerrando en su mayor parte sus tramas pero, al mismo tiempo, dejando una puerta entreabierta a una posible continuación. Los datos de visionado en el primer mes tras el estreno de la segunda entrega no eran lo suficientemente buenos para garantizar una tercera, llegando como mucho al quinto lugar en el top 10 de series más vistas en inglés, donde estuvo tres semanas.

La serie, creada por Simon Barry y protagonizada por Alba Baptista, sigue los pasos de otras ficciones de fantasía de la plataforma que han sido canceladas al final de su temporada 2, como Fate: la saga Winx, o que ni siquiera pasaron de su primera tanda de episodios, como Los imperfectos o La primera muerte. En este caso, La monja guerrera adaptaba un cómic del mismo título sobre una orden de monjas que pelea contra fuerzas malignas que intentan acabar con el mundo.

En sus dos temporadas, nunca ha sido un gran éxito, pero sí había conseguido reunir a su alrededor a una ruidosa comunidad de fans que llevaban semanas intentando aumentar la visibilidad de la ficción y atraer a más gente hacia ella. El futuro de La monja guerrera era muy incierto prácticamente desde el lanzamiento de su temporada 2 y sus seguidores se quejaban de que Netflix apenas la había promocionado y que, últimamente, tenía cierta tendencia a cancelar series de género que incluían algún tipo de romance lésbico en su centro.

La monja guerrera, además, estaba rodada íntegramente en España, repartiendo sus dos entregas entre las provincias de Málaga y Madrid, y contaba con algunos actores españoles en su reparto, como Tristán Ulloa y Melina Matthews.