Netflix impedirá compartir contraseña el año que viene con la esperanza de ganar suscriptores
Netflix
Netflix impedirá compartir contraseña el año que viene con la esperanza de ganar suscriptores

Después de haber puesto en marcha su plan con anuncios, Netflix va ahora a implementar otra de sus medidas menos populares entre sus suscriptores: la imposibilidad de compartir contraseña. La plataforma empezará a ponerla en práctica globalmente el año que viene con la esperanza de ganar nuevos clientes.

Por Marina Such - 23 Dec 2022

El año que viene va a ser interesante para el futuro próximo de Netflix, que ha vivido un 2022 marcado por la pérdida de suscriptores por primera vez en su historia y por algunos problemas para convencer a los inversores de que sigue mereciendo la pena confiar en ellos. Y eso pese a que el último semestre del año ha visto el estreno de dos de sus mayores fenómenos recientes, DAHMER: Monstruo y, sobre todo, Miércoles.

En otoño, Netflix ya lanzó al mercado su plan de suscripción más barato y con anuncios, un plan que no está teniendo la acogida esperada, en parte, porque no todo el catálogo de Netflix Originals está disponible, y también habilitó la posibilidad de que los usuarios que compartieran contraseña pudieran, si querían, abrir su propia cuenta de Netflix y exportar todos los datos de su antiguo perfil.

Ese es el primer paso para impedir que se pueda seguir compartiendo contraseña entre dispositivos que no estén en el mismo hogar, que es lo que va a empezar a funcionar globalmente en 2023. Netflix confía en que algunos de esos usuarios que comparten la cuenta de amigos y familiares se suscriban por sí mismos, quizá al plan con publicidad. Quienes prefieran seguir de esta manera tendrán que pagar un extra por cada perfil que se conecte desde fuera del hogar.

Los analistas vigilarán de cerca el recibimiento de esta iniciativa porque en Latinoamérica, donde ha estado funcionando de prueba durante varios meses, no ha acabado de dar los resultados esperados. Netflix lleva dando vueltas a la idea bastante tiempo ya que, según sus cálculos, unos 100 millones de hogares se conectan al servicio de esta manera.