'Paper Girls' no necesita ser como 'Stranger Things' para ser muy recomendable
Noticias
'Paper Girls' no necesita ser como 'Stranger Things' para ser muy recomendable

Desde su estreno en Amazon Prime Video, a 'Paper Girls' la han perseguido las comparaciones con 'Stranger Things'. La serie, en realidad, no se parece en nada a la de Netflix y, de hecho, hay un aspecto donde es bastante mejor: el desarrollo de sus personajes.

Por Marina Such - 04 Aug 2022

Aunque el cómic de Brian K. Vaughan y Cliff Chiang en el que se basa Paper Girls se publicó casi un año antes de que se estrenara la primera temporada de Stranger Things, la enorme popularidad de la serie de Netflix hizo que las repartidoras de periódicos de Vaughan se vieran constantemente comparadas con los chicos de Hawkins. Es una comparación que puede comprenderse porque ambas se ambientan en la década de los 80 e incluyen imágenes de sus protagonistas preadolescentes recorriendo su barrio en bicicleta, pero resulta muy injusta para la ficción de Amazon Prime Video.

Y lo es porque Paper Girls no tira de la nostalgia para construir su historia. Gran parte del éxito de Stranger Things se debe a que apela a los recuerdos de infancia de sus espectadores más talluditos, que vieron E.T., Poltergeist o La cosa siendo niños y que se sienten con la serie como en casa pillando sus referencias a, por ejemplo, Regreso al futuro. Will, Mike, Dustin, Lucas y hasta Eleven encajan a la perfección en los arquetipos de personajes juveniles que protagonizaban Los Goonies o Exploradores, y no ha sido hasta esta cuarta temporada que hemos empezado a ver cierta evolución en ellos, debida en gran parte a que han crecido y, ahora, sus referencias se acercan más a El club de los cinco.

La Erin preadolescente y la Erin del futuro se encuentran al principio de 'Paper Girls'.
La Erin preadolescente y la Erin del futuro se encuentran al principio de 'Paper Girls'.

Erin, Mack, KJ y Tiffany no siguen el molde de ninguna de esas pandillas y, de hecho, su viaje de maduración empieza ya al final del primer episodio, cuando se dan de bruces con ese cielo inquietantemente púrpura y esos tipos con las caras mutiladas. No hay monstruos que aparezcan del Mundo del Revés porque el verdadero quid de la ficción es ver cómo ellas afrontan otro temor mucho más apremiante: el de las expectativas sobre su futuro.

Sí, hay un componente de ciencia ficción en la serie que va más allá de que las chicas hayan viajado en el tiempo, que son esas dos facciones que se enfrentan en diferentes épocas y a las que no les importa causar todo tipo de destrucción con tal de salirse con la suya. Esa guerra temporal acaba arrastrando a las protagonistas a su centro porque, al fin y al cabo, es por su culpa que saltan al futuro, pero el verdadero conflicto está dentro de ellas.

La evidente decepción de Erin al ver en quién se ha convertido de adulta o las elevadas esperanzas de Tiffany en su yo de 2019 son el pulso de Paper Girls. Del mismo modo que Vaughan utiliza una guerra interplanetaria a escala galáctica para contar un drama familiar en Saga, el meollo de la historia de estas chicas está en su crecimiento como personas. El retrato que se hace de ellas desde el principio sigue ese camino; no hay rastro de, por ejemplo, esa manía de Dustin de hablar a gritos que heredó de todos los personajes de Los Goonies.

Las cuatro protagonistas de 'Paper Girls'.
Las cuatro protagonistas de 'Paper Girls'.

El principal problema de Paper Girls es, precisamente, que el desarrollo de sus chicas está tan bien llevado, que la parte de guerra futurista resulta más convencional y ya vista, aparte de notarse que necesitaría un mayor presupuesto para que destacara más. Incluso tiene a Adina Porter, una actriz a quien los fans del género conocen por su faceta de guerrera en Los 100, interpretando a otra guerrera de una era todavía por llegar.

En Stranger Things, el misterio no proviene de sus personajes. Ciertamente, Eleven juega un importante papel en que el Mundo del Revés se desate, pero Lucas no está preocupado por qué tipo de persona va a ser cuando sea mayor. El concepto coming of age es lo que mejor se aplica a Paper Girls porque sus chicas maduran durante su aventura. No les queda otra.