Los protagonistas de 'El descubrimiento de las brujas' recuerdan los mejores momentos de la serie antes del final
Movistar
Los protagonistas de 'El descubrimiento de las brujas' recuerdan los mejores momentos de la serie antes del final

Movistar Plus+ emite hoy el último capítulo de 'El descubrimiento de las brujas' y, para celebrar el final y el legado de la serie, sus protagonistas recordaron sus mejores momentos en un evento virtual repleto de cariño por la ficción y por los fans.

Por Marina Such - 18 Feb 2022

La tercera temporada de El descubrimiento de las brujas ha puesto punto y final a las peripecias de Diana Bishop intentando averiguar quién es ella en realidad, aprendiendo a utilizar sus poderes para acabar con las luchas entre las diferentes criaturas mágicas y, sobre todo, entre brujas y vampiros y, sobre todo, peleando para mantener a salvo a su familia, que ahora forman Matthew y sus dos hijos.

Movistar Plus+ emite hoy el último capítulo de la adaptación de la trilogía de libros de Deborah Harkness y, para celebrar su legado, Sky (su cadena original) organizó un evento online en el que buena parte de su reparto recordó algunos de los mejores momentos de las tres temporadas. Estaban presentes el productor ejecutivo Lachlan McKinnon y los actores Owen Teale (Peter Knox), Alex Kingston (Sarah Bishop), Valarie Pettiford (Emily), Trevor Eve (Gerbert) y Steven Cree (Gallowglass).

Para todos ellos, la experiencia de rodar la serie es algo que recordarán siempre, y McKinnon explicó que de los libros de Harkness "a todos nos gustó que la serie fuera una fantasía moderna y que las criaturas estuvieran ocultas a simple vista". Contó también lo que había significado reconstruir el Londres del siglo XVI para la segunda temporada, cuando Diana y Matthew se esconden allí de sus enemigos. Los responsables de producción y vestuario hasta se inspiraron en cuadros de la National Gallery.

Owen Teale es Peter Knox, el gran villano de 'El descubrimiento de las brujas'.
Owen Teale es Peter Knox, el gran villano de 'El descubrimiento de las brujas'.

"La mejor ciencia ficción tiene un puente con la realidad que conocemos", señalaba Owen Teale, que interpreta al gran villano de la serie, Peter Knox, y que reconocía que su parte favorita de la producción eran rodar cómo el viento lanzado por Diana lo mandaba a la otra punta de la habitación. "Hay algo interesante en gente que cree de manera tan absoluta. Da miedo", explicaba sobre el personaje, que fue responsable de una de las muertes más devastadoras de la ficción.

Esa muerte afectaba a dos de las grandes aliadas de Diana, Sarah y Emily, y sus actrices las describían señalando que "muestran hasta dónde llegarían por el amor que le tienen a Diana y por mantener unida a su familia. Alex Kingston, además, desveló que una de las claves del personaje para ella era un par de calcetines tejidos a mano, porque en su cabeza imaginaba que los había hecho Emily. Y ese detalle también lo confesaba Trevor Eve, que afirmaba que, como en un momento de su vida, Gerbert había sido papa, le había pedido a producción que le consiguieran los mismos calcetines rojos que lleva el Pontífice.

El final de El descubrimiento de las brujas, de todos modos, se centra en el viaje que Diana ha vivido hasta convertirse en la poderosa bruja que acaba siendo. Teresa Palmer aseguraba que "estoy muy orgullosa de su evolución como personaje (...). Se convierte en una persona completamente realizada", y también comentaba que, con Matthew, "el tirón es tan intenso, que es inevitable (...). Saben que su amor no solo sirve a sus propósitos, sino que es por el bien de la humanidad".

Alex Kingston, como Sarah Bishop en 'El descubrimiento de las brujas'.
Alex Kingston, como Sarah Bishop en 'El descubrimiento de las brujas'.

Un momento clave en esa evolución de Diana llegó en la segunda temporada, durante el viaje al pasado que hace con Matthew para aprender a usar sus poderes y para encontrar ese Libro de la Vida que Peter Knox busca desesperadamente. Allí se encuentra con un aquelarre que representa para ella algo así como un regreso a casa, es un momento en el que, finalmente, todo tiene sentido: "ella siempre ha estado muy aislada (con sus poderes) hasta ese momento".

La apertura del Libro de la Vida y el salto adelante que Diana da con sus habilidades en la última entrega también centraron, lógicamente, buena parte del encuentro. Su destino es, en palabras de Palmer, "sostener el equilibrio entre todas (las criaturas)", y la actriz explicó también cómo aprendía ella todos los movimientos de los hechizos. Para ello, trabajaba con la coreógrafa Sarah Perry en desarrollar cómo eran los nudos que tenía que desenredar en el hechizo y qué movimientos debía hacer. Perry hasta utilizaba nudos reales para que Palmer aprendiera todos los movimientos y, después, pudiera acordarse de cómo eran en el rodaje.