Cómo una serie noruega de viajes en el tiempo trajo de vuelta a Jack el Destripador
HBO
Cómo una serie noruega de viajes en el tiempo trajo de vuelta a Jack el Destripador

La segunda temporada de 'Beforeigners' llevó sus viajes en el tiempo un paso más allá al hacer que uno de sus visitantes desde el siglo XIX fuera Jack el Destripador. ¿O no lo era? Los responsables de la serie noruega, más sus dos protagonistas, nos contaron cómo fue tener en la serie al asesino más famoso del mundo.

Por Marina Such - 25 Jan 2022

El punto de partida de Beforeigners es una vuelta de tuerca original a una serie de viajes en el tiempo. En el fiordo de Oslo empiezan a aparecer de repente personas que provienen del pasado y, en concreto, solo de tres épocas: el Pleistoceno, el siglo XI y el siglo XIX. La Noruega contemporánea se ve con el deber de acoger a neandertales, vikingos y luditas decimonónicos e intentar que se integren de la mejor manera posible en la sociedad del siglo XXI.

La metáfora con las crisis migratorias actuales es más que evidente, y la serie va explorando qué quiere decir tener a esos visitantes del pasado en una ciudad moderna. Sus protagonistas son dos policías, uno contemporáneo y una vikinga que aprovecha un programa de integración del gobierno, y ambos deben investigar el asesinato de una mujer que parece provenir de la Prehistoria. Sin embargo, el caso tiene ramificaciones mucho más amplias que permiten mostrar las dificultades de esos "extranjeros temporales" para adaptarse al siglo XXI y que, además, exponen un lado de Alfildhr, la policía vikinga, del que ella no sabe nada.

La primera temporada de Beforeigners fue toda una revelación y la segunda, disponible completa en HBO Max, eleva la apuesta profundizando en los propósitos de un grupo neoludita que se forma a partir de migrantes del siglo XIX y personas contemporáneas que desconfían de la tecnología y, además, añade todo un clásico en las historias de viajes en el tiempo que involucren a personajes decimonónicos: la aparición en Noruega de Jack el Destripador.

"Nuestra serie es muy apropiada para ello porque nuestra idea de los migrantes temporales es que desaparecen de su época y aparecen en nuestro tiempo", explica Eilif Skodvin, cocreador de la ficción junto con Anne Bjørnstad, que añade que "esos personajes, como Jack el Destripador, que realmente desaparecieron en su propio tiempo son especialmente interesantes para nosotros". También es una idea que, para una serie en la que un antiguo rey de Noruega se crea un canal de YouTube para convencer a los ciudadanos de 2021 de que no es un farsante, no es tan extraña.

"Cuando lo leí, al principio pensé '¿van en serio?', pero eso es lo que pienso todo el rato con esta serie. Por supuesto que es Jack el Destripador, ¿por qué no?", apunta la actriz finlandesa Krista Kosonen, que da vida a Alfilhdr, el gran personaje revelación de la ficción. Su compañero, Nicolai Cleve Broch, abunda en esa idea y en que el espíritu juguetón de Beforeigners le permite incluir a estas figuras históricas sin perder de vista que "es una excusa para decir algunas cosas sobre nuestro tiempo y cómo reaccionamos ante la inmigración".

"Puedes tener todas esas historias sobre Jack el Destripador que son dramas oscuros, pero creo que lo divertido es ponerlo en el Oslo moderno con los vikingos y la gente de la Edad de Piedra", añade Kosonen. "Mató a cinco mujeres en 1888 y nunca más se supo de él", apunta Skodvin: "Se especuló con que había muerto o se había vuelto loco. O si migró por el tiempo".

Alfilhdr tiene nuevos problemas en la segunda temporada de 'Beforeigners'.
Alfilhdr tiene nuevos problemas en la segunda temporada de 'Beforeigners'. / Lars Olav Dybvig (HBO Max)

Dónde transcurre la historia aporta el toque diferencial de Beforeigners con, por ejemplo, Los pasajeros del tiempo, una película en la que H.G. Wells perseguía al famoso asesino en serie hasta el siglo XX. La presencia en el Oslo de la serie de los neoluditas encaja bien con la presencia de Jack el Destripador y en parte por eso lo escogieron los guionistas, porque la mitología alrededor de la identidad y los motivos del criminal podía servir a los propósitos de ese grupo que se dedica a expandir rumores y confusión en la sociedad moderna.

No es este el único tema que se toca en su segunda temporada, porque el pasado de Alfilhdr va a ser aún más relevante, pero aporta un impulso a la trama que ayuda a que se desarrolle el resto de las historias y a que se expanda el mundo de la serie, que es un buen ejemplo de cómo utilizar la ciencia ficción para hablar sobre los aspectos que más preocupan a la sociedad contemporánea.