'The Afterparty' saca en Apple TV+ todo el jugo cómico de una clásica investigación de asesinato
Apple TV+
'The Afterparty' saca en Apple TV+ todo el jugo cómico de una clásica investigación de asesinato

Un hombre es asesinado en su casa durante una fiesta y todos los invitados se convierten en sospechosos. Esto es el principio de cualquier misterio detectivesco que se precie, con la diferencia de que 'The Afterparty', que Apple TV+ estrena hoy, le extrae todo el jugo cómico a la situación, a los personajes y a los clichés del género.

Por Marina Such - 28 Jan 2022

Chris Miller y Phil Lord son dos de las mentes cómicas más exitosa, y más buscadas, de Hollywood. Formados sobre todo en las sitcom y la animación, su primera película como directores, Lluvia de albóndigas, los hizo conocidos por su humor irreverente y su voluntad de probar cosas nuevas, que en ese campo cuajó en Spider-Man: un nuevo universo, de la que eran guionistas y productores.

En acción real, Miller y Lord pueden estar a punto de consagrarse definitivamente gracias a The Afterparty, una comedia que Apple TV+ estrena hoy y que está creada en solitario por Chris Miller, mientras Phil Lord ejerce de productor. Entra de lleno en la tradición de los murder mysteries, los misterios centrados alrededor de un asesinato que debe resolver un detective que se encuentra con varios sospechosos que ocultan sus propios secretos. Puñales por la espalda es el último ejemplo reciente de este subgénero.

En este caso, la acción se sitúa en una reunión de antiguos alumnos de instituto en la que todo el mundo está pendiente de la aparición de uno de ellos, Xavier (o "exavier", como lo pronuncian todos), estrella del pop que decide organizar una fiesta en su casa después de la reunión. Esa fiesta tiene un final aciago porque Xavier aparece muerto, y la policía debe interrogar a todos los invitados para encontrar al culpable. Pero hay un pequeño problema.

'The Afterparty' cuenta su historia tirando de diferentes géneros cinematográficos.
'The Afterparty' cuenta su historia tirando de diferentes géneros cinematográficos.

Ese problema es que cada sospechoso cuenta su historia según los clichés de un género cinematográfico diferente. Si uno de ellos se reencuentra con su amor de adolescencia, vemos su versión como si fuera una comedia romántica, pero para otro puede ser un thriller de acción, un musical, un drama de arte y ensayo europeo o lo que se tercie. En general, la serie maneja perfectamente las transiciones entre la trama principal y los puntos de vista de los personajes, y el contraste entre una y otros proporciona muchos de los momentos de humor.

Que funcionan porque el reparto está repleto de actores más que versados en la comedia capaces de seguir cualquier improvisación que surja y de entregarse por completo al momento humorístico que está buscándose. Los dos policías encargados del caso ya están interpretados por John Early (Search Party) y Tiffany Haddish, a quien les toca más el rol de straight man en medio de un reparto encabezado por Dave Franco, Ben Schwartz, Jaime Demetriu (Stath lets flats), Ilana Glazer (Broad City), Ike Barinholtz...

The Afterparty tiene la misión de, aparte de hacer reír, construir un whodunnit que al espectador le apetezca ver y que pueda ir resolviendo según los detectives encuentran nuevas pistas, y ahí también funciona. Podría haberse quedado en un sketch largo de Saturday Night Live sobre Se ha escrito un crimen, pero escapa de ahí porque logra construir personajes, y no meras caricaturas. Los cambios de punto de vista aportan información nueva sobre cada sospechoso y alteran la manera en la que los vemos.

Ben Schwartz es uno de los protagonistas de 'The Afterparty'.
Ben Schwartz es uno de los protagonistas de 'The Afterparty'.

Apple TV+ continúa con su buena racha de comedias que, además, consiguen siempre aprovechar bien puntos de partida que, a priori, podrían parecer imposibles de sacar adelante, como la mezcla entre drama de época y mirada contemporánea de Dickinson, o el acercamiento a la industria de los videojuegos de Mythic Quest o, sin ir más lejos, la apuesta por la amabilidad de Ted Lasso.

The Afterparty tiene una premisa que podría quedarse en lo superficial, pero consigue entregar algo realmente entretenido y juguetón sin sacrificar a sus personajes.