'The Crown' es la gran serie para recordar a la reina Isabel II de Inglaterra
Netflix
'The Crown' es la gran serie para recordar a la reina Isabel II de Inglaterra

La muerte de la reina Isabel II de Inglaterra, a los 96 años, hará probablemente que crezca el interés por 'The Crown', que ha estado contando en Netflix la historia de su reinado desde que subió al trono, en 1952. Su temporada 5 se estrena en noviembre.

Por Marina Such - 08 Sep 2022

La reina Isabel II de Inglaterra ha fallecido como la monarca que más tiempo ha estado en el trono, superando a la reina Victoria. Sus siete décadas como jefa de estado de Reino Unido, y de varios países de la Commonwealth, han visto cómo el mundo cambiaba enormemente después de la Segunda Guerra Mundial, cambios que han alcanzado también a su propia familia. Entre ellos figura el estreno de una serie de televisión sobre su reinado y su vida, The Crown, que debutó en Netflix en 2016 como uno de sus dramas de prestigio más potentes.

Desde el principio llamó la atención de público, crítica y premios: sus dos primeras entrega ya lograron Emmys al mejor actor secundario (John Lithgow) y mejor protagonista de drama (Claire Foy), y cada nueva temporada ha llegado acompañada de múltiples reportajes sobre los hechos históricos que tocan, sobre el vestuario, sus comparaciones con la vida real y hasta sobre los escándalos de cada época. La entrada en escena de Diana en la cuarta (lanzando a la fama a Emma Corrin) supuso una nueva inyección de popularidad de la serie, impulsada por la curiosidad de ver cómo se mostraba en la serie la relación entre Carlos y ella.

The Crown es, evidentemente, la gran serie sobre Isabel II, de quien el creador de la ficción, Peter Morgan, ya había escrito el guion de una película (The Queen) y una obra de teatro (The Audience), ambas con Helen Mirren al frente. Morgan se toma licencias para imaginar cómo debía de ser la reina de puertas para adentro y detrás de esa fachada de piedra fundacional, de roca sobre la que asentar a todo un país, que ofrece en sus apariciones públicas, pero su retrato ha calado entre el público de manera inevitable.

Claire Foy fue la reina en las dos primeras temporadas de 'The Crown', al principio de su reinado.
Claire Foy fue la reina en las dos primeras temporadas de 'The Crown', al principio de su reinado. / Stuart Hendry (Netflix)

¿Y cómo dibuja a Lilibeth, que es el apodo familiar de la monarca? Como una mujer que ni esperaba ni, en el fondo, quería la responsabilidad de reinar pero que, una vez que sube al trono con 25 años, se lo toma en serio y pelea por mantener la respetabilidad de la institución. La interpretación de esa reina joven recayó en una Claire Foy que se consagró con este papel y que transmitía perfectamente todo lo que sentía al ver, primero, que su padre subía al trono en lugar de su hermano Eduardo, que era el heredero (pero que abdicó por su affaire con la divorciada Wallis Simpson, y por sus simpatías nazis) y, después, que ella asumía la corona demasiado pronto, pues su padre moría a los 56 años.

A veces ha dado la sensación de que a la serie le interesaban más las peripecias de otros personajes que no eran ella, como las dificultades de Felipe por asumir que su rol en la institución era secundario o los intentos de rebeldía de la princesa Margarita, pero el quid de cada temporada siempre regresaba a su órbita. A Foy la sustituyó en el papel Olivia Colman, que ha sido la protagonista durante las temporadas 3 y 4, y será Imelda Staunton quien sea Isabel II en las dos últimas entregas.

Elizabeth Debicki es la elegida para ser Diana en 'The Crown'.
Elizabeth Debicki es la elegida para ser Diana en 'The Crown'.

La quinta se espera para noviembre, que es la fecha tradicional de estreno de los nuevos episodios de The Crown, y es muy probable que sea de las que genere más expectación porque es casi seguro que contará la muerte de Diana de Gales y cómo afectó a la Corona. Aquel fue uno de los momentos donde la Monarquía británica atravesó una de sus mayores crisis porque Isabel II no sabía cómo responder a la ola de tristeza y consternación del público con otra cosa que la imperturbabilidad con la que le habían enseñado a superar las dificultades de la guerra.

El legado de Isabel II es mayor que una serie de televisión, y en él hay que contar también los escándalos del príncipe Andrés, relacionado con la trama de explotación sexual de Jeffrey Epstein, pero es bastante probable que buena parte de la población la recuerde más por cómo se cuenta su vida en The Crown.