'The Flight Attendant' lleva a Kaley Cuoco a terrenos más oscuros en su temporada 2
HBO
'The Flight Attendant' lleva a Kaley Cuoco a terrenos más oscuros en su temporada 2

La primera temporada de 'The Flight Attendant' fue toda una sorpresa con su mezcla de thriller, comedia negra y drama sobre la adicción que permitía a Kaley Cuoco demostrar que era mucho más que Penny. La temporada 2 va un paso más allá y sus guionistas nos cuentan los sitios oscuros a los que han llevado a Cassie.

Por Marina Such - 22 Apr 2022

El primer episodio de la temporada 2 de The Flight Attendant, que se estrena hoy en HBO Max, nos enseña a Cassie llevando una nueva y aparentemente mejorada vida en Los Ángeles: asiste a reuniones de Alcohólicos Anónimos con regularidad, tiene un nuevo novio (Santiago Cabrera) que parece el hombre ideal y en el trabajo no da ningún espectáculo bochornoso ni se enrolla con los pasajeros cuando llegan a destino. Además, la CIA la ha reclutado para llevar a cabo pequeñas tareas, aprovechando que vuela por medio mundo, y se siente útil y bien consigo misma.

O eso parece. "Queríamos continuar el viaje emocional de Cassie a la sobriedad y sabíamos que eso acabaría en algunos sitios muy oscuros. Por eso, hubo un esfuerzo muy activo para que la primera parte de la temporada se sintiera, de una manera parecida a como Cassie intenta convencer a todo el mundo que se siente ella, más feliz y más ligera", explica el showrunner de la serie, Steve Yorkey, en una mesa redonda con más medios. Sin embargo, esa sensación es un espejismo: "Le da, francamente, una caída desde más arriba. Sentimos que las emociones están ahí, pero hemos querido intentar ayudar a Cassie en su relación con la sobriedad en la primera parte de la temporada".

Porque Cassie entra en una curiosa tendencia reciente en la que bastantes series tienen en su centro a una mujer que lidia con diferentes adicciones y, en especial, con el alcoholismo. Desde comedias como Mom o Vaya tela, Sam a policiacos como Hightown, se ha roto esa norma no escrita de que las protagonistas femeninas tenían que ser siempre perfectas, algo sobre lo que la productora Natalie Chaidez tiene mucho que decir.

"He trabajado en televisión durante mucho tiempo y es muy emocionante ver que estamos en un momento en el que podemos aceptar a estos personajes femeninos que son complejos, difíciles, un personaje tan rico como el que Steve creó", señala, y añade que "cuando estaba empezando, la pregunta siempre era, ¿por qué le va a caer bien a la gente? Van a decir que es una zorra, que es un desastre, a nadie le va a importar. ¿Puede tener un hijo? ¿Puede tener un perro?, para hacerla simpática. (...). Las mujeres vemos real un personaje como Cassie porque es como somos nosotras de verdad".

La verdad emocional es lo que Yorkey, Chaidez y Kaley Cuoco, que repite como protagonista y productora ejecutiva, es lo que han ido buscando en una segunda temporada que cuenta un nuevo misterio y, en gran parte, permite que los espectadores se suban al carro sin haber visto la primera. Cassie es testigo de un asesinato durante una misión en Berlín y sobrevive a una bomba, y las consecuencias que eso tiene sobre ella romperán la fachada de felicidad que se ha construido.

Mae Martin interpreta a Grace, uno de los nuevos personajes de la temporada 2 de 'The Flight Attendant'.
Mae Martin interpreta a Grace, uno de los nuevos personajes de la temporada 2 de 'The Flight Attendant'.

Y la romperán de una manera bastante literal, porque la serie recupera las visiones de Cassie de la primera temporada haciendo que tenga que enfrentarse a varias versiones de sí misma. "La Cassie del vestido dorado representa toda la diversión que ella solía tener y es la primera Cassie que conocemos", señala Yorkey: "A la vez que se multiplican, se vuelven más oscuras y raras, pero la Cassie del vestido dorado nos dio mucha munición y muchas oportunidades para examinar en qué punto cree Cassie que está ahora. Y al mismo tiempo que la situación se vuelve más oscura y aparecen las otras Cassies, vemos sus problemas reales. Porque el alcoholismo es una enfermedad, pero el alcoholismo también se usa para enmascarar un problema".

Para Cassie, la raíz de ese problema bien puede estar en la relación con su madre (a quien interpreta Sharon Stone), y las visiones con esas otras versiones de sí misma irán obligándola a afrontarlo cara a cara. Dramáticamente, ofrece una oportunidad de oro para que The Flight Attendant explore a fondo a su protagonista, pero el proceso de rodar esas secuencias fue técnicamente complejo. De hecho, los productores pidieron ayuda a quienes rodaban las escenas con todos los clones de Orphan Black para saber cómo lo hacían, porque fueron un reto también para Kaley Cuoco.

Yorkey y Chaidez, no obstante, no se cansan de alabar a su actriz protagonista y su capacidad para acceder las emociones más difíciles de Cassie a la vez que ejecutaba con precisión los movimientos técnicos necesarios para sacar adelante las escenas con las diferentes Cassies: "Cuando empezamos con la segunda temporada, iba a ser un trabajo aún más duro en muchos aspectos porque el control de movimiento no es fácil, es muy técnico, es difícil y vamos a sitios emocionales bastante oscuros. Sabíamos que podía hacerlo, pero era más cuánto tiempo podemos hacerla vivir en el fondo de este pozo y ser cinco personajes diferentes al mismo tiempo. Y, de nuevo, ella decía “puedo hacerlo”. Y lo hizo".

Cassie tiene un trabajo paralelo para la CIA en la segunda temporada de 'The Flight Attendant'.
Cassie tiene un trabajo paralelo para la CIA en la segunda temporada de 'The Flight Attendant'.

Cuoco quería adaptar la novela de Chris Bohjalian para apartarse de Penny, el papel en The Big Bang Theory que la había hecho famosa. Sus trabajos como productora ejecutiva, de hecho, han buscado mostrar que puede hacer otras cosas, como se aprecia igualmente en la animada Harley Quinn, y esa evolución de Cassie hacia un lado mucho más oscuro le permite adentrarse en un terreno dramático que es mucho menos habitual en su carrera. Desde el principio, y como apunta Steve Yorkey, "queremos que la serie sea entretenida y con energía, pero también que vaya sobre algo", así que la temporada 2 les ha ofrecido la oportunidad de explorar las causas de su alcoholismo.

Natalie Chaidez lo explica adelantando parte de la evolución de estos nuevos episodios desde la ligereza y la diversión del principio a algo mucho más serio: "En el episodio 6 aparece una nueva Cassie, la Cassie nihilista, que es muy oscura, y se odia a sí misma y quiere suicidarse. Cuando tuvimos a esa Cassie pensamos, "Dios mío, esto es demasiado oscuro". Creo que alcanzamos un lugar en la temporada, después del inicio divertido con esa sobriedad falsa, que es bastante gráfico y oscuro y honesto con el odio a sí misma de Cassie que da alas a su adicción".