'The Responder' es un tenso policiaco a mayor lucimiento de Martin Freeman
Movistar
'The Responder' es un tenso policiaco a mayor lucimiento de Martin Freeman

Un policiaco pegado a la calle y basado en las experiencias reales de su creador. Así es 'The Responder', la serie con un gran Martin Freeman que se estrena en Movistar+ y que somete al espectador a la misma tensión que sufre todas las noches su protagonista.

Por Marina Such - 31 Jan 2022

Las calles de Liverpool son hostiles y traumatizantes para el protagonista de The Responder. No, no es un delincuente de poca monta intentando sobrevivir o alguien con pocas oportunidades arrastrado a una espiral de crimen y problemas, sino que es, precisamente, quien se convierte en el peor incordio de esas personas: un policía que se dedica a patrullar la ciudad acudiendo a los avisos de emergencias que le llegan por la radio.

La serie, que se estrena en Movistar+ pocos días después de que llegara a BBC con grandes críticas, apuesta por un enfoque un poco diferente del policiaco típico, aunque tampoco se separa tanto de otras propuestas salidas también desde Reino Unido. En esta ocasión, su creador, Tony Schumacher, es un ex policía que se basa en sus experiencias en la calle para crear a Chris Carson, el protagonista, pero donde pone más atención es en el precio que el trabajo se cobra en él.

Carson está interpretado con gran seguridad por Martin Freeman, que también es uno de los productores. No vamos a descubrir ahora el talento de este intérprete que, desde los tiempos de The Office, ha demostrado de sobra que puede moverse con soltura entre la comedia y el drama, y a quien Sherlock elevó a otro tipo de fama. Todo el peso de The Responder recae en él; la trama se cuenta a través de su punto de vista y lo que importa es ver si será capaz de sobrevivir a esas cinco noches seguidas de patrulla que muestran los episodios.

'The Responder' nos lleva a las calles de Liverpool y a la rutinaria patrulla de su protagonista.
'The Responder' nos lleva a las calles de Liverpool y a la rutinaria patrulla de su protagonista.

Porque The Responder no es un thriller de misterio, sino un drama sobre la caída a los infiernos de un hombre incapaz de soportar más su día a día. O su noche a noche, más bien. Chris ve a una psicóloga que le ha asignado el departamento, pero no es capaz de contarle todo el estrés y el agobio que bullen en su interior, un estrés y un agobio que acaban estallando por cosas pequeñas. Chris no va escenas del crimen impactantes, sino que su trabajo consiste en echar a borrachos y yonquis, acudir a llamadas por peleas entre vecinos o entrar en las casas de personas mayores de las que hace tiempo que sus familiares no saben nada.

Es rutina, pero una rutina que es como la tortura de la gota: poco a poco, está desquiciándolo por completo. Y, además, Chris no comparte lo que siente con nadie porque cree que, por ejemplo, su mujer no tiene porqué cargar con su estrés. Por supuesto, todo esto es la receta para el desastre en cuanto se suma otro elemento más: un mafioso local de mal carácter, y que se cree más importante de lo que es, que va a cobrarse un favor que Chris le debe.

Freeman transmite perfectamente todo esto. Su Chris está constantemente al borde del estallido, y nunca sabemos si ese estallido será contra él mismo o contra otras personas. En su rostro podemos leer cómo le afecta trabajar de noche, que va más allá de estar cansado todo el rato. Su ritmo diario va al revés que el del resto, lo que todavía lo aísla más.

Ian Hart (en el centro) es un mafioso local que aún presionará más a Chris Carson.
Ian Hart (en el centro) es un mafioso local que aún presionará más a Chris Carson.

Lo mejor de The Responder es ese retrato de su protagonista y su tono callejero, pero el resto de la serie ya lo hemos visto muchas veces. Los yonquis que se creen más listos que el mafioso que distribuye la droga que ellos compran, la familia que se siente desplazada, los compañeros que desconfían de ese policía malhumorado que siempre trabaja solo... La televisión británica ha producido ya unos cuantos títulos que cuentan eso mismo y de una manera muy parecida a como lo hace The Responder, que intenta diferenciarse llevando al extremo algunas de esas historia, por lo que puede rozar, en ocasiones, el explotación gratuita de las desgracias.

La interpretación de Martin Freeman es lo que sobresale de la serie y lo que le da su interés. Falta por ver si es suficiente para sostener toda la trama y si esa presión sobre Carson que no hace más que aumentar se maneja de una manera que realmente aporte algo distinto al género.