'La Unidad' coloca a sus policías en el centro de las misiones en la temporada 2
Movistar
'La Unidad' coloca a sus policías en el centro de las misiones en la temporada 2

La primera temporada de 'La Unidad' destacó en Movistar Plus+ por su espectacularidad y por el retrato que hacía de esos policías dedicados a la lucha antiterrorista. La segunda cambia el foco y lo convierte en algo mucho más personal, y se notaba en la visita al rodaje que hizo Serielistas en el verano del año pasado.

Por Marina Such - 17 Mar 2022

Un viento inclemente azotaba la escuela a las afueras de un pueblo de Castilla-La Mancha donde La Unidad estaba rodando una importante escena de su segunda temporada en el verano de 2021. Varios grupos de GEOs tomaban posiciones frente a la entrada, parapetados y preparados para entrar en acción en cualquier momento. Un francotirador se colocaba a cierta altura, también orientado hacia la puerta del colegio, y sobre todo el lugar descendía un silencio tenso. Dani de la Orden, el director, repetía varias veces el acercamiento de cada grupo de agentes hacia la entrada, sin que la prensa presente allí pudiera saber exactamente qué estaba pasando. Aunque era posible suponerlo.

De hecho, cuando más tarde hubo oportunidad de hablar con De la Orden sobre esa segunda temporada, el realizador explicaba que "esta temporada es más de personajes (...). La uno era más conocer cómo hacen los operativos, cómo funciona la policía que lucha contra el terrorismo yihadista. Esto, la dos lo tiene, pero no tan marcado. En la dos, a los policías les afecta mucho más todo lo que pasa en la trama".

Y no estamos hablando de que se tomen de una manera muy personal mantener a salvo a una confidente, sino de que van a tener la lucha metida en su casa. "Vamos a ver cómo reaccionan los policías a situaciones muy adversas, cómo se mete el terror dentro de sus vidas", concluye el director.

La primera temporada de la serie mostraba desde dentro el funcionamiento de la unidad encargada de la lucha contra el terrorismo yihadista. Sus miembros no son conocidos y saben que, por cada éxito, siempre sobrevuela la sombra de un atentado que no han podido evitar, como ocurre con la famosa escena del quinto episodio, en el que vemos un ataque con una furgoneta por el centro de Madrid. Los agentes tienen sus propias vidas, sus problemas familiares y hasta tensiones inevitables por los politiqueos dentro del departamento, pero saben que lo principal es proteger sus identidades y las de sus familiares.

Eso saltará por los aires en esta segunda temporada. "Son esos momentos en la vida en los que todo te va muy bien, estás de subidón, todo controlado, y viene la gran colleja, la gorda, lo que jamás imaginabas", explica Nathalie Poza sobre la situación en la que empieza la entrega su personaje, Carla. Supera los obstáculos personales que tenía en la primera temporada, consigue un gran triunfo profesional y, de repente, se encuentra en el centro de las operaciones que su propio equipo organiza para atrapar a los terroristas.

"Es más tensa en general", continúa Dani de la Orden: "Estás sufriendo desde el capítulo uno hasta el seis con lo que le sucede a los personajes". Ese enfoque más personal también conlleva un cambio en el estilo de dirección, que llamó mucho la atención la temporada anterior por la espectacularidad y la tensión con la que mostraban los operativos.

El director, Dani de la Orden, y el productor, Fran Araújo, durante el rodaje de la temporada.
El director, Dani de la Orden, y el productor, Fran Araújo, durante el rodaje de la temporada. / María Heras

"Como es una temporada muy diferente, porque está muy cerca de los personajes y ellos sufren eso en primera persona, quizá tuve que cambiar un poco el concepto de dirección, el concepto de realización", explica De la Orden, que añade que "evidentemente, los operativos que hay son espectaculares, porque es el sello de la casa, pero quizá estamos un poco más contenidos, por decirlo de algún modo, tanto de operativos como de puesta en escena". Esa contención, sin embargo, no ha coartado la ambición de La Unidad por mantenerse lo más pegada a la realidad posible.

Para el director, "cuando muestras una realidad diferente a la tuya, cuanto más cercano estés de esa realidad, mejor". Ese lema les llevó en la primera temporada a Nigeria y, en la segunda, el rodaje se fue a Jordania, a un lugar donde prácticamente nadie tiene acceso. "Hemos visto de primera mano a los grandes sacrificados de esta lucha, de las guerras de Siria, de los yihadistas, de todo esto", señala De la Orden.

La jornada de rodaje en la escuela incluía otras escenas que la prensa no pudo ver para preservar el secreto, pero sí se apreciaba que era algo grande e importante. Para saber lo que era, tendremos que esperar al estreno mañana en Movistar Plus+.