Ver o no ver: 'La búsqueda: más allá de la historia' (Disney+)
Disney +
Ver o no ver: 'La búsqueda: más allá de la historia' (Disney+)

Cada vez hay más series y menos tiempo para verlas. Por eso, cada semana elegimos una serie de estreno, analizamos su primer capítulo en pocas palabras y nos mojamos para descifrar si de ahí saldrá una buena historia. Esta semana, la elegida es 'La búsqueda: más allá de la historia', la serie de Disney+ que amplía el mundo de cazatesoros de la película 'La búsqueda'.

Por Marina Such - 16 Dec 2022

La búsqueda es una saga de películas que aplicaba las aventuras de Indiana Jones, los puzzles de El código da Vinci y los cazatesoros de todo pelaje a la historia de Estados Unidos. Nicolas Cage interpretaba a un historiador aficionado a la criptología que provenía de una familia de buscadores de tesoros que llevaba generaciones buscando uno supuestamente enterrado por los Padres Fundadores del país y por los masones. Para encontrarlo debía de seguir diferentes pistas (algunas, escritas en el reverso de la Declaración de Independencia) y evitar que cayera en malas manos.

Dieciocho años después, Disney+ relanza la franquicia con una serie que mantiene un punto de partida muy similar, pero colocando en su centro a una joven méxico-estadounidense sin papeles. La búsqueda: más allá de la historia es el segundo estreno en un mes de Disney+ que aprovecha una película conocida de su catálogo y la expande de alguna manera. Esta es más un reboot, mientras Willow es una secuela, y también tiene alguna aparición de personajes de la película (Justin Bartha como Riley Poole),

El reto de la serie es mantener lo que hizo que el original triunfara, incluida la conexión con la historia pasada de Estados Unidos y México, pero con una nueva generación al frente, jóvenes que ven la vida de otra manera y tienen otros problemas. Y, además, cuenta con el segundo papel de Catherine Zeta-Jones en una serie de streaming dirigida a público juvenil en un mes, después de Miércoles.

De qué va 'La búsqueda: más allá de la historia'

Jess es una joven aficionada a la resolución de puzzles y a los escape rooms que sueña con trabajar para el departamento de criptología del FBI. Está en Estados Unidos en situación irregular, protegida de momento por una ley que permite quedarse a los inmigrantes que llegaron con sus familias siendo niños, trabaja como recepcionista en una empresa de trasteros y comparte piso con sus mejores amigos.

Un día, su jefe le encarga encontrar al propietario de un trastero repleto de antigüedades que lleva tiempo sin pagar el alquiler, y esa búsqueda la situará en el camino de un legendario tesoro que los sirvientes de Moctezuma escondieron cuando Hernán Cortés llegó a Tenochtitlán. Además, el tesoro podría estar relacionado con el pasado de su familia y, en concreto, con el destino de su padre, que murió cuando ella era muy pequeña. Pero también lo está buscando un misterioso villano, Salazar, a través de una cazatesoros llamada Billie.

Lo mejor y lo peor

Liam es el nieto del agente del FBI Peter Sadusky de 'La Búsqueda'
Liam es el nieto del agente del FBI Peter Sadusky de 'La Búsqueda' / Disney+

La búsqueda: más allá de la historia está claramente dirigida a un público muy joven pero, incluso así, sorprende lo perezosa que es para presentar a sus personajes y su historia. El retrato de Jess (Lisette Olivera) se liquida mostrándola resolver los interrogantes de un escape room como si tuviera una mente con poderes sobrehumanos, y sus tres amigos apenas destacan entre sí. Catherine Zeta-Jones está desperdiciada como Billie, la cazatesoros sin escrúpulos que hasta hace que sus empleados se hagan pasar por agentes del FBI para sonsacarle información a Jess.

Los primeros episodios son complicados porque tienen mucha exposición que contar y, además, hay que conseguir que los personajes interesen mínimamente, pero por desgracia, ni teniendo como directora a Mira Nair (La reina de Katwe) se logra algo estimulante en el capítulo inicial de La búsqueda. Probablemente no ayude tampoco el batiburrillo histórico creado para justificar la existencia del tesoro (por ejemplo, se dice que Hernán Cortés y Pizarro llegaron juntos al imperio azteca, cuando Pizarro fue al de los incas, en lo que hoy es Perú), y se mezcla a mayas, aztecas e incas en una especie de conspiración para mantener el tesoro en secreto que jamás habría tenido ni un ápice de veracidad.

Harvey Keitel es un ex agente del FBI que pone a Jess en la senda del tesoro en 'La búsqueda: más allá de la historia'.
Harvey Keitel es un ex agente del FBI que pone a Jess en la senda del tesoro en 'La búsqueda: más allá de la historia'.

Son licencias dramáticas que podrían dejarse pasar si la ficción presentara una aventura divertida o emocionante, pero no es el caso. De hecho, ha habido otras series últimamente que también siguen a cazatesoros variopintos, como Blood & Treasure o la británica Cazadores de leyendas, que al menos eran más conscientes de que sus aventuras no podían tomarse nunca demasiado en serio.

La búsqueda intenta aportar cierto comentario social con el estatus migratorio de Jess y con las críticas hacia la conquista española de México, pero son superficiales y de brocha gorda. El mismo estilo siguen las caracterizaciones de los personajes y la construcción del misterio alrededor del tesoro, que se dedica a acumular organizaciones secretas, reliquias antiguas y códigos que tampoco habrían desentonado en El símbolo perdido, la serie sobre la juventud del profesor Langdon de Dan Brown.

El veredicto

Los amigos de Jess la ayudarán a buscar el tesoro de Moctezuma.
Los amigos de Jess la ayudarán a buscar el tesoro de Moctezuma.

Si tenemos que quedarnos con una de estas series de Disney+ que expanden el mundo de una película de aventuras, la opción buena es Willow. La búsqueda: más allá de la historia carece del encanto, el sentido de la diversión y los personajes bien construidos que tiene la ficción de Lucasfilm. Parece estar hecha tachando elementos de una lista, pero sin preocuparse demasiado de que haya cierta coherencia entre ellos o insuflarles algo de vida.

Hace bastante tiempo, Tia Carrera era la protagonista de una serie, Cazatesoros, en la que era una profesora de arqueología que se dedicaba a recuperar antigüedades para devolverlas a museos o a sus legítimos propietarios. Aquella ficción tenía un presupuesto escaso, pero muy poco sentido del ridículo y, la verdad, algo de su desfachatez se le podría haber pegado a La búsqueda para conferirle algo de chispa.