Ver o no ver: 'Guilt'
Críticas
Ver o no ver: 'Guilt'

Cada vez hay más series y menos tiempo para verlas. Por eso, si eres de los que les cuesta encontrar horas libres en el día, esto te interesa. Cada semana elegimos una serie de estreno, analizamos su primer capítulo en pocas palabras y nos mojamos para descifrar si de ahí saldrá una buena historia. Así sabrás si merece la pena seguir viéndola o no. O lo que es lo mismo: si vas a perder tu tiempo, o a invertirlo.

Por Ignacio Parrón - 22 Apr 2022

Guilt llega a España, a Filmin, con un aval prácticamente inmejorable. La joya de las nuevas producciones de la BBC escocesa, con la aclamación de público y prensa especializada y unos cuantos galardones bajo el brazo. Pero, lo más importante, la crítica la comparaba con el cine de los hermanos Coen y la bautizaron como “la Fargo escocesa”. ¿Se puede pedir más para una serie?

El problema con esta clase de etiquetas es que se generan unas expectativas muy altas. Unas expectativas que, en la mayoría de casos, no se cumplen. Y eso no quiere decir que la serie sea mala. De hecho, puedes provocar el efecto contrario: que se infravalore un proyecto por las comparaciones. También se dan casos en los que ni cumple las expectativas ni es buena, definitivamente. Entonces, ¿en cuál de todos estos grupos encaja Guilt?

De qué va

La serie gira en torno a Max y Jake, dos hermanos que regresan a casa ebrios tras una boda. Durante el camino de vuelta, atropellan a un anciano en las cercanías de su casa. Dentro de la vivienda, descubren que el muerto era paciente terminal de cáncer, por lo que toman una mala decisión: dejar el cuerpo en el sofá como si hubiese muerto por su enfermedad y confiar en que nadie haga la autopsia. Y así ocurre. Pero cuando pensaban que ya se habían librado del asunto, un olvido y el sentimiento de culpa provocan que los hermanos se adentren en una espiral de dificultades cada vez mayores de la que solo pueden escapar con una huida hacia delante.

Lo mejor y lo peor

Entiendo por qué se vendió la serie en el Reino Unido como “la Fargo escocesa”. Las características están ahí, especialmente el humor negro a la hora de abordar este crimen. Pero el cine de los hermanos Coen es mucho más, y a Guilt le falta todo su encanto. El primer episodio se siente… forzado. La serie establece todos los elementos muy bien hasta el funeral del pobre difunto. Pero da la sensación de que hubiese funcionado mucho mejor como película que de manera episódica. Las decisiones de los personajes parecen muchas veces destinadas a estirar la trama, más que darse por coherencia. Por suerte para ella, sus protagonistas tienen la suficiente personalidad y están perfectamente construidos para que tenga cierto atractivo.

GUILT PERSONAJES
GUILT PERSONAJES / Serielistas

El trío formado por los hermanos y la sobrina del difunto no solo es lo mejor de la serie, sino que es lo que sostiene todo. Ya la confección de los personajes está destinada para chocar frontalmente unos contra otros, especialmente la relación entre Max y Jake. Son dos hermanos que arrastran muchas cuentas pendientes del pasado y ahora deben trabajar juntos para salir de esta,como si estuvieran en una buddy movie fraternal. A ellos hay que sumar a la sobrina/novia de Jake, que es el catalizador perfecto para explotar los conflictos entre ambos y generar una tensión que aviva una trama muy estirada.

Veredicto

El mayor problema de la serie es que se la compare con los Coen, porque no es una obra extraordinaria ni especialmente buena. Pero tampoco es, para nada, mala. Si dejamos a un lado su evidente referente temático, Guilt es una obra que tiene su encanto, que funciona sobre todo por la relación entre Max y Jake y que tiene al atropello como un macguffin para explotar las rencillas fraternales, que es lo verdaderamente interesante.

Una de sus virtudes es que la temporada consta tan solo de cuatro episodios, y el piloto plantea suficientes semillas como para querer saber cómo van resolviendo Max y Jake las dificultades a las que se enfrentan.