Ver o no ver: 'La Brea'
Críticas
Ver o no ver: 'La Brea'

Cada vez hay más series y menos tiempo para verlas. Por eso, si eres de los que les cuesta encontrar horas libres en el día, esto te interesa. Cada semana elegimos una serie de estreno, analizamos su primer capítulo en pocas palabras y nos mojamos para descifrar si de ahí saldrá una buena historia. Así sabrás si merece la pena seguir viéndola o no. O lo que es lo mismo: si vas a perder tu tiempo, o a invertirlo.

Por Marina Such - 15 Apr 2022

Las cadenas en abierto estadounidenses suelen animarse de vez en cuando a estrenar series con un high concept, o lo que es lo mismo, una premisa impactante y espectacular y un misterio en su centro que resulte intrigante, como mínimo, para el espectador. El caso más claro de este tipo de ficciones es Perdidos, que también ejemplifica a la perfección lo difícil que es llevarlas a buen puerto. A menudo, falla la caracterización de sus personajes o el misterio es demasiado enrevesado y es muy sencillo que caigan en el ridículo más absoluto.

La cadena NBC estrenó el pasado otoño una serie high concept animada, en este caso, por el sorprendente éxito de Manifest (éxito que llevó a que Netflix la rescatara tras su cancelación en la tercera temporada). Se titula La Brea y cambia la desaparición de un avión durante cinco años por un gigantesco socavón que se abre en plena Los Ángeles, en un lugar conocido como La Brea Tar Pits. Ha sido uno de los estrenos de la temporada que mejor ha funcionado en audiencia, por lo que NBC la ha renovado por una segunda temporada.

A España ha llegado de la mano de HBO Max, y aunque promete entretenimiento y muchos interrogantes para que sigamos viendo episodios, las críticas desde Estados Unidos no han sido especialmente benévolas. ¿Merece la pena echarle un vistazo?

De qué va 'La Brea'

Una mañana normal y corriente en Los Ángeles, un enorme socavón se abre en el suelo, en la confluencia de varias calles muy concurridas y en un lugar conocido como La Brea Tar Pits, un yacimiento prehistórico en el que se extraía alquitrán durante el siglo XIX. El agujero hunde no solo edificios e infraestructuras, sino que arrastra también al fondo a las personas que estaban allí aquella mañana. Entre ellas figuran los principales personajes de la serie, Eve (Natalie Zea) y sus hijos, Josh (Jack Martin) e Izzy (Zyra Gorecki).

Aunque huyen del lugar, Eve y Josh acaban cayendo por el socavón, mientras Izzy consigue salvarse y reunirse con su padre, Gavin (Eoin Macken), un ex piloto militar que está separado de su madre. Gavin tuvo un accidente en el desierto que le dejó, como secuela, unas extrañas visiones que ahora resulta estar conectadas de alguna forma con el agujero, pero aunque intenta que las autoridades le hagan caso, estas tienen otros problemas que solucionar.

Mientras tanto, Eve y Josh descubren que han acabado en un lugar de bosques y grandes praderas junto con otros supervivientes, e intentan averiguar dónde están y qué ha ocurrido mietras sobreviven a los peligros que hay en la zona.

Lo mejor y lo peor

'La Brea' ha sido uno de los éxitos sorpresa de 2021/22.
'La Brea' ha sido uno de los éxitos sorpresa de 2021/22.

El primer capítulo de La Brea cuenta con un aspecto a su favor: no malgasta el tiempo en ir al meollo del asunto. En los primeros cinco minutos ya se ha producido el socavón, y todo el resto de elementos de la serie se irán presentando poco a poco a partir de ahí y del esbozo de quiénes son esa mujer y los dos adolescentes que comparten coche con los que se abre la serie. El inconveniente es que es casi lo único destacable para bien del episodio.

Porque La Brea tiene desde el principio el mismo problema que todas estas series high concept que quieren triunfar donde las imitadoras de Perdidos fracasaron: de primeras, sus personajes interesan poco y están presentados con brocha gorda y el misterio es mucho menos atractivo de lo que sus responsables piensan. Al final del episodio, de hecho, es bastante fácil hacerse una idea de qué es el socavón y dónde están sus supervivientes, aunque falta por resolver un porqué que, seguramente, impulsará toda la temporada.

Izzy intentará encontrar a su madre y su hermano desde la "superficie" en 'La Brea'.
Izzy intentará encontrar a su madre y su hermano desde la "superficie" en 'La Brea'.

Pero la obsesión de Gavin por descubrir el paradero de Eve y Josh no está bien presentada, los dos responsables de la investigación por parte de ejército son de lo más genérico y las interacciones entre los supervivientes del socavón son igualmente endebles y muy convencionales. Es cierto que es un primer episodio y que hay mucho margen para que los personajes crezcan y se mejoren otras cosas, pero ya hemos visto bastantes ficciones de este estilo y esa experiencia no anima al optimismo.

La Brea, no obstante, parece que va a resolver bastantes de sus enigmas con cierta rapidez para que no generar frustraciones innecesarias al espectador, y en el primer episodio están pasando cosas todo el rato. Es flojo y bordea lo estúpido, pero no es aburrido, lo que es un estándar bastante bajo para una serie así.

El veredicto

Gavin tiene en 'La Brea' visiones que parecen conectadas con el socavón.
Gavin tiene en 'La Brea' visiones que parecen conectadas con el socavón.

Los anglos tienen una expresión que suele utilizarse mucho cuando se quiere constatar que no merece la pena dar una oportunidad a una serie: I've seen it so you don't have to (la he visto para que tú no tengas que hacerlo). La Brea cae en esa categoría, al menos con su primer capítulo. Entre personajes muy flojos, unas presentaciones de tramas bastante genéricas y lo que se apunta de lo que pasará en el resto de la temporada, recuerda demasiado a grandes decepciones de la televisión reciente como Terra Nova, una producción de Steven Spielberg que llevaba a varios centenares de personas de la Tierra contaminada y moribunda del futuro a una colonia situada 85 millones de años atrás.

Con la excusa de que es entretenida y va respondiendo a algunos misterios, es probable que el maratón de la temporada esté garantizado, pero mucho tiene que mejorar en los siguientes episodios para sacudirse la sensación de haber optado por una premisa que le queda grande, como ocurría exactamente con Terra Nova. Su principal reto es conseguir que algún personaje interese lo más mínimo y eso, de momento, es su eslabón más débil.