Ver o no ver: 'Paris Police 1900' (COSMO)
Críticas
Ver o no ver: 'Paris Police 1900' (COSMO)

Cada vez hay más series y menos tiempo para verlas. Por eso, si eres de los que les cuesta encontrar horas libres en el día, esto te interesa. Cada semana elegimos una serie de estreno, analizamos su primer capítulo en pocas palabras y nos mojamos para descifrar si de ahí saldrá una buena historia. Esta semana, la elegida es 'Paris Police 1900', un drama policial de época ambientado en una Francia al borde del estallido social.

Por Marina Such - 09 Sep 2022

El París de 1899 es un polvorín que solo necesita una cerilla para estallar, y es la ubicación que ha elegido el guionista Fabien Nury para situar Paris Police 1900, un drama policial que ha llegado a COSMO con la vitola de ser una de las series europeas del año. Desde luego, es una que mira al pasado para reflejar algunas de las tensiones sociales del presente, en este caso, el auge de la extrema derecha y de movimientos racistas y xenófobos.

Para ello, parte de uno de los mayores escándalos no ya de la historia de Francia, sino de toda Europa, el denominado caso Dreyfus. En 1894, el capitán Alfred Dreyfus, judío, era acusado de espionaje para Alemania. Las pruebas eran endebles, pero toda la sociedad estaba en su contra y el tribunal lo condenó a cadena perpetua en la prisión de la Isla del Diablo, en la Guayana Francesa. Su familia no cejó en el intento de probar su inocencia, hasta que el jefe del contraespionaje francés descubrió que el verdadero traidor había sido otro, el mayor Esterhazy. Pero el fuerte sentimiento antisemita del momento jugó en contra de Dreyfus.

En 1898, Esterhazy es absuelto de los cargos de traición y el escritor Emile Zola expone todo el asunto en su famoso artículo Yo acuso. Parte de la opinión pública empezó a ponerse de parte de Dreyfus, pero existía en la sociedad francesa un violento y arraigado núcleo antisemita que estaba dispuesto a todo con tal de evitar una revisión del caso, y una integración de esa comunidad en la Tercera República Francesa. El Tribunas Supremo anularía la sentencia y ordenaría un nuevo juicio, y ahí es donde encontramos el meollo de Paris Police 1900.

De qué va 'Paris Police 1900'

El presidente de la República francesa muere repentinamente mientras está con su amante, lo que añade más incertidumbre a una situación social bastante delicada en el París de 1899. Los grupos antisemitas actúan con impunidad en las calles y la noticia del regreso de Dreyfus a Francia para ser juzgado de nuevo añade todavía más volatilidad y tensión. En medio de todo eso, un joven inspector de policía es asignado a un caso que apunta a ser difícil: la aparición de un torso de mujer metido en una maleta.

Mientras tanto, los jefes del departamento tienen la misión de mantener el orden en la capital a cualquier precio e intentan conseguir informantes en las calles de los movimientos de anarquistas y también de la Liga Antisemita, a la que pertenecen importantes hombres de la sociedad.

Lo mejor y lo peor

Paris Police 1900 quiere quitarse desde el principio cualquier tipo de idea preconcebida que podamos albergar sobre una serie policiaca ambientada a finales del siglo XIX. Esto es más Babylon Berlín que Mystery in Paris. Busca transmitir lo poco que valía la vida de las personas pobres y a quienes la sociedad expulsaba: una mujer acusada de adulterio podía despedirse de cualquier modo de ganarse la vida que no fuera la prostitución, por ejemplo. La muerte del presidente y el ataque al quiosquero judío a plena luz del día nos están diciendo que esta serie va a mostrar las sombras de la Belle Époque parisina, un periodo idealizado por el arte, la moda y los avances científicos, y oscurecido por el colonialismo europeo y la brecha entre ricos y pobres.

'Paris Police 1900' nos muestra qué había debajo de los oropeles de la Belle Époque.
'Paris Police 1900' nos muestra qué había debajo de los oropeles de la Belle Époque.

Con ese título, la serie tenía que centrarse, sobre todo, en el cuerpo policial de París, y la actuación de uno de sus principales protagonistas, el inspector Jouin, y varios de sus jefes refleja lo injusto que era el sistema con cualquiera que no fuera un hombre francés, blanco y de buena posición. Y lo fácil que lo tenían los agentes para aprovecharse de esas personas y utilizarlas en su propio beneficio. El inspector es, desde el principio, una buena puerta de entrada a este mundo, del mismo modo que también lo es la amante del presidente, la señora Steinheil, que siempre está pensando nuevas maneras de ganarse la vida y, si puede, de medrar en sociedad.

Ellos dos quedan rápidamente establecidos como personajes a los que merece la pena seguir capítulo a capítulo. El resto, de momento, tienen aún margen para salirse de los arquetipos en los que empiezan (como el policía al que el jefe utiliza de matón), pero lo que sí se consigue con eficacia es presentar también a la Liga Antisemita como una fuerza a la que temer. Es por ahí, además, donde Paris Police 1900 nos recuerda que 123 años no son tantos.

La labor de ambientación está, igualmente, muy lograda y el primer episodio establece las diferentes líneas argumentales que se van a seguir, y que pintarán el panorama más completo de la situación social de aquella época. Porque eso es lo que le interesa más a la serie, rescatar desde el pasado unos años que pueden enseñarnos bastante más de lo que parece a quienes vivimos en el siglo XXI.

Veredicto

El título de 'Paris Police 1900' ya indica que vamos a seguir a la policía de París en su día a día.
El título de 'Paris Police 1900' ya indica que vamos a seguir a la policía de París en su día a día.

Paris Police 1900 apunta a ser un policiaco de época bastante bien construido y muy eficaz en transmitir las tensiones que amenazaban con romper a la sociedad francesa de la época. Su seriedad puede recordar a otros títulos noir que aspiran a ser un retrato social a través de la actuación de la policía y su primer capítulo presenta eficazmente, y sin apabullar, todos los elementos necesarios para seguir la trama.

Su relevancia con el momento actual tampoco puede ignorarse, algo de lo que la ficción es consciente. Los paralelismos se establecen solos y están buscados, y no solo en cómo ciertos hombres de buena posición inflaman a la población con discursos de odio, sino también en cómo la sociedad en su conjunto trata a quienes intentan escapar de sus restricciones. El rol de varias mujeres en la serie se mueve en esa dirección.

Es un inicio con mucho potencial en el que, además, la ambientación a finales del XIX intenta mostrar una época vivida, no una reconstrucción sin más. Podemos estar ante una de las pequeñas joyas de 2022.