Ver o no ver: 'Resident Evil' (Netflix)
Netflix
Ver o no ver: 'Resident Evil' (Netflix)

Cada vez hay más series y menos tiempo para verlas. Por eso, si eres de los que les cuesta encontrar horas libres en el día, esto te interesa. Cada semana elegimos una serie de estreno, analizamos su primer capítulo en pocas palabras y nos mojamos para descifrar si de ahí saldrá una buena historia. Así sabrás si merece la pena seguir viéndola o no. O lo que es lo mismo: si vas a perder tu tiempo, o a invertirlo.

Por Serielistas - 15 Jul 2022

Desde que en el año 1996 se lanzara el videojuego Biohazard para PlayStation, conocido a nivel mundial como Resident Evil, la franquicia no ha parado de expandirse, añadiendo más videojuegos, novelas y hasta una saga de películas. Fue el pasado año cuando dio el salto a la pequeña pantalla de la mano de Netflix con la producción animada Resident Evil: Oscuridad Infinita, que no logró una muy buena acogida al dejar en un segundo plano el componente de terror que siempre ha caracterizado a la saga.

Ahora, la plataforma ha estrenado la primera serie de la franquicia de acción real entre grandes expectativas, con una historia contextualizada en New Raccoon City y que se desarrolla en dos líneas temporales que nos llevan a viajar entre 2022 y 2036 para conocer los orígenes de la pandemia que ha llevado el mundo a su fin.

De qué va

Es el año 2036 y el mundo tal y como lo conocíamos ya no existe: un extraño virus ha convertido a gran parte de la población en zombis hambrientos de carne. ¿Su origen? Lo encontramos en los laboratorios de la Corporación Umbrella, hasta donde viajamos en el año 2022 para descubrir cómo se fraguó este apocalipsis. Y lo hacemos a través de un personaje ya conocido por los fans de los videojuegos como es el doctor Albert Wesker y sus dos hijas mellizas, Billie y Jade, que fueron concebidas en unas circunstancias cuanto menos curiosas y ocultan mucho más de lo que en un principio pueda parecer.

Lo mejor y lo peor

Las escenas de acción son lo mejor de esta nueva adaptación.
Las escenas de acción son lo mejor de esta nueva adaptación.

El primer capítulo nos ofrece unas pequeñas pinceladas del nuevo escenario que ha quedado tras la propagación del virus, que, sin embargo, son suficientes para despertar nuestra curiosidad y querer saber más. De momento, nuestra guía por este mundo postapocalíptico es Jade, una de las hermanas mellizas a la que vemos convertida en una mujer adulta sobreviviendo entre infectados, a los que observa con la esperanza de descubrir algo que todavía desconocemos (aunque podemos intuirlo a partir del desenlace del episodio).

Así, este futuro nos ofrece unas hordas de zombis con bastante mala baba (era un chiste demasiado fácil, perdón) y unas persecuciones perfectamente coreografiadas que nos mantienen alerta y que son, sin duda, lo más interesante de este arranque. Sin embargo, este ritmo frenético se rompe con una narrativa que recurre a los saltos temporales continuos para desvelarnos más sobre las causas que han derivado en este mundo en el que hasta las criaturas más inofensivas se han convertido en monstruos mortíferos. Unas incursiones al pasado que, efectivamente, cumplen su propósito a la hora de descubrirnos más sobre las motivaciones de los personajes, pero que suponen un bajón importante y hacen que el montaje no llegue a funcionar del todo.

Veredicto

Puede que el mayor lastre de la serie sea, precisamente, la extensa y exitosa trayectoria previa de una franquicia tan querida como Resident Evil. Y es que, a veces, las comparaciones son odiosas. Sin embargo, esta nueva adaptación, que se toma muchas licencias, funciona muy bien cuando se centra en ese "futuro" en el que el peligro acecha en cada esquina y todo parece impregnado de esa tensión y terror que han caracterizado siempre a la saga. Además, el final del primer capítulo deja la acción en un punto que consigue engancharnos e interesarnos por lo que les pasó a ambas hermanas. Habrá que seguir viendo qué les deparan los siguientes capítulos, porque nosotros le damos un sí.