Bluey

V.O: Bluey 2018
  • 3 temp.
  • Animación

Ficha técnica

Productores/as:
Sam Moor
Directores/as:
Joe Brumm
,
Richard Jeffery
Reparto:
David McCormack
,
Melanie Zanetti
Guionistas:
Joe Brumm
Ver serie

Imaginativa, tierna, divertida... Todo el mundo coincide: Bluey es una maravilla. Estrenada en el lejano octubre de 2018, esta serie de animación australiana es una de esas joyitas ocultas que merece la pena descubrir. No sólo porque sus capítulos, de apenas 7 minutos, van de lujo para entretener a los más pequeños en momentos de apuro, sino porque los adultos también tienen mucho que aprender de esta familia de entrañables y dulces perros antropomorfos.

En pocas palabras, la serie sigue las aventuras de Bluey, un incansable Blue Heeler —una raza de perros australianos— que vive con Bingo, su hermana pequeña, su madre Chili, y su padre Bandit, que es quién más se deja arrastrar por sus locuras. Y es que, en cada episodio, Bluey se lanza a disfrutar al máximo cada segundo, creando juegos o viviendo aventuras inesperadas, de esas con las que siempre aprendes una valiosa lección que te va haciendo mejor persona.

El proyecto viene firmado por Joe Brumm (Charley y Lola), animador australiano que trabajaba en la televisión infantil de Reino Unido y que, en un momento dado, detecta una oportunidad de mercado en su país. Básicamente, su idea era hacer Peppa Pig, una ficción que potenciara la imaginación y la diversión como parte esencial del desarrollo infantil. A partir de esta premisa, Brumm trabajó en la idea, inspirado también por su experiencia criando a sus dos hijas.

El propio Brumm produjo un capítulo piloto de 1 minuto en 2016, junto a un pequeño equipo de amigos que trabajaron en la serie durante su tiempo libre. El resultado llamó la atención del estudio Ludo, de Queensland, que desarrolló el proyecto y presentó una muestra de 5 minutos en el Asian Animation Summit de ese mismo año. Allí, ejecutivos de ABC y BBC se interesaron y terminaron haciendo el encargo oficial al estudio: 52 episodios de 7 minutos.

Más allá de la imaginación que rodea las tramas, Bluey es una serie que destaca por su estética. Estamos ante un estilo de animación 2D, plagada de tonos pastel y colores amables, con fondos detallados y personajes con un diseño marcado por los bordes suaves y las líneas redondeadas. También su música llama la atención. A lo largo de los capítulos, la banda sonora junta melodías originales con reinterpretaciones de temas como Gassenhauer o Powerhouse.

Así, Bluey pasó a ser la serie más vista de la televisión australiana en abierto en 2018 y 2019. Es más, el último episodio de la segunda temporada reunió frente a la pantalla a más de 600.000 espectadores. En Internet el consumo no se queda atrás. Durante el mes de marzo de 2019, la serie se convirtió en la más descargada en la historia de la plataforma de streaming ABC Iview, con 21,3 millones de reproducciones que pasaron a ser 480 millones en mayo de 2020.

No obstante, a este fenómeno de audiencia le acompañó el beneplácito de la crítica, con firmas de la talla de The New York Times o The Guardian, que alabó su retrato de la vida cotidiana en familia y destacó cómo el sabor australiano de la serie la distingue de otros títulos animados de la televisión. Asimismo, en 2020, la revista Rolling Stone la elevó hasta el puesto número 11 de las mejores series de ficción, encabezando la lista de propuestas de animación.

Con todo, Bluey es una propuesta muy recomendable, casi obligatoria a juzgar por la reacción que ha despertado desde su estreno. Sus historias, cargadas de mensajes positivos acerca de la familia y lo social, ensalzan el valor de la imaginación y el ingenio como parte de nuestras vidas. Y esto no es algo exclusivo de la infancia, sino que debe servir como un nexo entre pequeños y mayores. Verás que montar un zoo en casa no es tan catastrófico como te lo imaginas.