Firebite

V.O: Firebite 2021
  • 1 temp.
  • Ciencia ficción

Ficha técnica

Productores/as:
Dena Curtis
,
Libby Sharpe
,
Paul Ranford
Directores/as:
Brendan Fletcher
,
Tony Krawitz
,
Warwick Thornton
Reparto:
Callan Mulvey
,
Rob Collins
,
Shantae Barnes-Cowan
,
Yael Stone
Guionistas:
Brendan Fletcher
,
Warwick Thornton
Ver serie

Si ya es difícil sobrevivir al calor del desierto australiano, espera a compartir sus dunas con una colonia de vampiros psicópatas. Algo así es lo que nos presenta Firebite, la serie producida por AMC Studios (The Walking Dead) y See-Saw Films (La serpiente de Essex), clasificada dentro de la ciencia ficción vampírica. Con el fenómeno de la colonización de fondo, el proyecto busca dar un nuevo giro al género de los chupasangres.

El argumento nos hace viajar hasta Opal City, una ciudad remota y famosa por la minería, sus kilómetros de desierto sin límites... y por ser el último bastión de los vampiros. De hecho, en el momento que el Rey Vampiro pretende apoderarse de las tierras y secuestrar a sus residentes para obtener su sangre, dos aborígenes renegados, Tyson y Shanika, se atreven a dar un paso al frente y detener una guerra que dura ya 230 años.

En la serie, esta familia de necrófagos son en realidad una colmena del último ejército enviado por Gran Bretaña en 1788 para erradicar las poblaciones indígenas. Tal y como admite Warwick Thornton (Sweet Country), co-creador del proyecto junto a Brendan Fletcher (Mad Bastards), la trama incluye un subtexto muy evidente en torno a la colonización en Australia. De hecho, todo nace tras un descubrimiento sobre la Primera Flota.

Enviada desde Gran Bretaña en mayo de 1787, la Primera Flota es el nombre del convoy de 11 barcos que llegaron a Australia para establecer una colonia. Hay quién sostiene que los ingleses llevaron allí la viruela que devastaría el territorio dos años después. De esa base parte Firebite, solo que cambiando la enfermedad por los vampiros, enviados por Gran Bretaña para eliminar a las poblaciones indígenas y arrebatarles el terreno.

La causa de los nativos es un tema predominante en la obra de Warwick Thornton. Elegido por muchos como la voz indígena más célebre en la actualidad, Thornton ya viene demostrando su compromiso con sus antepasados desde la concepción de su ópera prima, la soberbia Samson and Delilah (2009), que narra la historia de pobreza y opresión a la que se enfrenta una pareja de adolescentes indígenas en busca de un futuro mejor.

En clave artística, Firebite dispone de un elenco encabezado por el tándem que forman Shantae Barnes-Cowan (Operación Búfalo) y Rob Collins (Total Control). Además de ellos, también están presentes en pantalla rostros tan conocidos como: Yael Stone (Orange Is The New Black); Tessa Rose (Glitch); Ngaire Pigram (Mystery Road); Greg Tait (Mad Bastards); Kelton Pell (Pine Gap); o el neozelandés Callan Mulvey (Las luminarias).

La serie recibió críticas positivas por parte de la prensa especializada, que destacó el trabajo de la pareja protagonista, así como el atrevimiento de la propuesta. En este sentido, la reseña que mejor resume la respuesta de la crítica es la de Slant, que dice: “La historia traza un paralelismo imaginativo entre el vampirismo y la sed de sangre colonialista, explorando los monstruos reales e imaginarios con una melancolía sutil”.

Con todo, Firebite construye un relato sobre la colonización en Australia a través de la comedia y del espectáculo con vampiros, persecuciones y motosierras. Es la tónica de un viaje mortal en el que dos tipos sin nada que perder, un temerario alcoholizado y una adolescente huérfana, se dedican a reventar cabezas. Solo por eso, este valiente —y cañero— intento de refrescar el mito vampírico bien merece que te arriesgues el cuello.