La emperatriz

V.O: Die Kaiserin 2022
  • 1 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Directores/as:
Florian Cossen
,
Katrin Gebbe
Reparto:
Alexander Finkenwirth
,
Devrim Lingnau
,
Philip Froissant
,
Svenja Jung
Guionistas:
Katharina Eyssen
Ver serie

Sissi de Baviera es, sin duda, uno de los personajes históricos que más fascinación han despertado en el público a través de las distintas generaciones, incluso más allá de las fronteras austríacas. Ahora, a la larga lista de producciones en torno a su vida, se añade el drama de época La emperatriz, disponible en Netflix.

Su belleza y elegancia provocaron la admiración de toda Europa. Sin embargo, la joven no lo tuvo nada fácil al llegar a la corte de la dinastía de los Habsburgo siendo una adolescente, y es que su matrimonio con el que era por aquel entonces el hombre más poderoso de Europa, el emperador Franz Joseph, cambió su vida para siempre.

Esta producción alemana nos lleva a conocer precisamente los primeros meses tras el enlace, haciéndonos no solo partícipes de la historia de amor entre ambos, sino de las tensiones e intrigas que condicionaron su vida en la corte vienense.

La encargada de llevar esta historia a la pequeña pantalla tantos años después fue la escritora y actriz alemana Katharina Eyssen. La dirección, por su parte, fue asumida por Florian Cossen (Deutschland 86) y Katrin Gebbe (En el lugar del crimen).

Para dar vida a los personajes principales escogieron a Devrim Lingnau (Carmilla) como Sissi y Philip Froissant (La isla negra) en el rol del emperador Franz Joseph. A ellos se les unió Sevnja Jung como Louise, Raymond Tarabay como el embajador Bourqueney y Patrick Rapold como Franz Liszt.

La figura de Sissi resurgió con fuerza durante la década de los años 50, cuando se produjeron varias películas centradas en su figura y protagonizadas por la actriz Romy Schneider, que la interpretó por primera vez cuando solo tenía 16 años y continuó haciéndolo en sus sucesivas secuelas. Aunque este fue el papel que la lanzó a la fama, lo cierto es que Schneider llegó a la edad adulta aborreciendo que la confundieran con la emperatriz de Austria y reina de Hungría.

A pesar de todo, lo cierto es que ambas compartían esa rebeldía e inquietud que las caracterizaba y una vida marcada por la tragedia, ya que tuvieron que afrontar la muerte de sus hijos y un final abrupto (Schneider a consecuencia de un paro cardíaco y Sissi asesinada por un anarquista).

La emperatriz llega, así, para revivir la historia de una mujer que encandiló a todo el mundo con su belleza y carisma, pero que fue ante todo una mujer valiente que tuvo que hacer frente a una vida plagada de infortunios y al ambiente hostil de la corte.