La Sagrada Familia

V.O: La Sagrada Família 2022
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Directores/as:
David Trueba
,
Jordi Ferrerons
Ver serie

La Sagrada Familia es uno de los monumentos más emblemáticos de Barcelona y Cataluña en general. Los protagonistas de este documental de HBO Max también fueron una de las familias más emblemáticas de Cataluña durante años, hasta que se destapó la verdad y cayeron en desgracia. Esta es la historia de los Pujol-Ferrusola.

La plataforma produce esta docuserie de cuatro partes en la que se repasa el entramado delictivo del clan. Sesenta años del matrimonio entre Jordi Pujol y Marta Ferrusola que, junto con sus hijos, formaron el modelo se familia catalana. Una imagen impecable hasta que, en 2014, se derrumbó la fachada y se descubrió la verdad.

Suiza no es el único “destino de vacaciones” favorito para los políticos españoles. Ese año, el patriarca de los Pujol confesaba tener una fortuna no declarada en Andorra. El expresident de la Generalitat escondía en el país vecino miles de millones obtenidos de manera ilícita – aunque podemos asegurar que no son ingresos como streamer –.

Con esta declaración, se confirmaban las sospechas de corrupción política que habían sobrevolado a la familia durante las más de dos décadas de gobierno y los años posteriores a su marcha. La investigación policial no solo ha afectado al político catalán, sino que se extendió a su mujer y a los siete hijos del matrimonio.

Entre los delitos que se le atribuye al clan se encuentran los de fraude a Hacienda, blanqueo de dinero y evasión fiscal. Todo ello, valiéndose de su influencia política como president de la Generalitat. El documental, aun así, no es solo un relato histórico y biográfico, sino que aspira a ser una historia mucho mayor.

Este proyecto llega firmado por el cineasta David Trueba (¿Qué fue de Jorge Sanz?) y el periodista y productor Jordi Ferrerons. El director nos ofrece la historia de los Pujol-Ferrusola como un relato épico sobre “los afanes y la ambición”. Aunque los hechos son evidentemente reales, considera su figura como “más grande que la vida”.

Al final, como suele suceder con este tipo de documentales, no se conforma con contar la historia del clan. La familia es la excusa perfecta para hacer un retrato de un país en un tiempo muy concreto. Uno previo al auge del independentismo, en el que el catalanismo servía como compás para marcar quién gobernaba entre PP y PSOE.

La sagrada familia es un documental sobre un emblema de Cataluña, al menos en su momento. No, no hablamos del edificio de Gaudí, sino del clan Pujol-Ferrusola, los que otrora fueran modelo de la familia y la moral catalana y cuya imagen cayó cuando se descubrió que llevaban años, décadas incluso, desviando dinero para su beneficio personal.