Las anarquistas

V.O: The anarchists 2022
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Productores/as:
Jason Blum
Directores/as:
Todd Schramke
Ver serie

HBO Max nos trae el documental definitivo para todos aquellos amantes de la conspiración, los que están en contra del Estados y las estructuras de poder actuales, los libertarios y algunos más con dudosa opinión sobre las cosas en general. Una de las historias reales más locas que se ha llevado a la pequeña pantalla. Así es Los anarquistas.

Como toda buena historia, empecemos por el principio. Nos remontamos a 2015, cuando un excéntrico empresario canadiense llamado Jeff Berwick dio una conferencia en Acapulco, México. Su intención era romper con los estamentos sociales y promover la anarquía en su forma más pura. Lo llamó Anarchapulco. Nada podía salir mal.

Su idea del autogobierno más individual y romper con los gobiernos en todos los estamentos atrajo a libertarios, anarquistas de convicción y padres en contra de la escolarización de todos los países. El problema es que también atrajo a otro tipo de personajes de lo más variopintos y lo que comenzó como una conferencia se fue de madre.

Viendo el éxito de su conferencia, el evento se convirtió en una cita anual para evangelistas de las criptomonedas que comenzaron a patrocinar las reuniones. Oradores, inversores de criptomonedas y activistas contra los sistemas bancarios encontraron un punto de encuentro en Acapulco, una de las ciudades más peligrosas del mundo. Y todo escaló muy rápido.

Los anarquistas sigue seis años de reuniones entre estos personajes. Lo que comenzó como la persecución de una idea utópica de libertad absoluta se convirtió en una lucha entre poderes, rivalidades que surgen por conflictos de poder y económicos. Igualito que la anarquía libertaria que buscaban. Y, evidentemente, por el camino murió gente.

En una ciudad en la que convivían el turismo mundial y los cárteles de droga no había sitio para una comunidad de anarquistas. El enfrentamiento entre ideologías fue demasiado para Acapulco y el consenso no fue una opción. El choque tuvo dramáticos resultados para los anarquistas, en primera instancia por culpa de ellos mismos.

Las cámaras recogen los testimonios de los involucrados en esta loca odisea. Desde Berwick hasta activistas expatriados como el matrimonio formado por Nathan y Lisa Freeman (un apellido que no podía ser más adecuado), pasando por fugitivos de la ley que encontraron en esta comunidad un sitio donde refugiarse y escapar de sus delitos.

Los anarquistas es la (sorprendente) historia de un fracaso. A las utopías se les da ese nombre por algo. Lo que comenzó como una reunión de idealistas libertarios acabó en un drama cuando se vieron envueltos los egos personales, los poderes económicos, los choques entre ideologías y, en definitiva, la propia naturaleza humana.