Osel

V.O: Osel 2022
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Directores/as:
Lucas Figueroa
Reparto:
Osel Hita
Ver serie

Hay historias que superan cualquier relato de ficción, y la de Osel es, sin duda, una de ellas. Y es que este niño granadino vio cómo su destino cambió radicalmente al ser reconocido como la reencarnación de un lama tibetano. Sí, sí, como lo leéis.

En 1985 nació en la Alpujarra Osel Hita, y un año después fue reconocido como la reencarnación del lama Yeshe, uno de los mayores maestros del Tíbet. El niño fue trasladado a la India para iniciar su formación, y permaneció allí hasta cumplir la mayoría de edad, cuando decidió buscar su propio camino lejos de la disciplina del monasterio budista. Así, hizo las maletas y se largó a Ibiza para experimentar todo aquello que le había sido vedado: el alcohol, las drogas, las fiestas y, sí, también el amor.

Esta curiosa historia fue llevada a la pequeña pantalla en forma de documental narrado por el propio Osel y dirigido por el multipremiado cineasta argentino Lucas Figueroa (Despertares, Renaceres, Despido procedente). Esta producción de cuatro episodios incluye, además, material inédito para apoyar el testimonio del que fuera conocido como “el niño lama español”.

Sin embargo, conseguir el testimonio de Osel no fue fácil, tal y como afirma el propio Figueroa, que llevaba dos años trabajando en su biografía después de quedar impresionado por su caso: “Fui contactando y entrevistando a su familia, pero Osel era una persona a la que era imposible acceder. Desapareció y nunca dio una entrevista. Pero un día me llamó y me dijo que me había elegido para contar su historia”.

Este supone, también, el debut de Figueroa en el género documental: “Yo vengo de la ficción y la historia me parecía que tenía muy buenos elementos, ¡pero es que además era todo verdad!”. Y tanto que era verdad, por increíble que pareciera el relato de un niño que fue venerado como una auténtica divinidad y llevado a un monasterio con solo 18 meses, aislado del resto del mundo y sometido a unas estrictas reglas.

A través de Osel conocemos sus vivencias en este lugar y cómo la lectura de Siddharta de Hermann Hesse y La historia interminable de Michael Ende, además de las visitas a Ibiza para ver a su madre, le impulsaron a anhelar esa libertad que le fue arrebatada desde tan temprana edad. Pero no penséis que Osel lo odiaba todo de este período de su vida, porque después de su marcha continuó regresando al monasterio para visitar a su maestro, que “era compasivo, paciente, la persona que yo quería ser de mayor”, hasta que este falleció.

A pesar de todo, Osel, un hombre de 37 años en el momento en el que se estrenó la docuserie, se muestra agradecido por la educación recibida, aunque desde luego afirma que no dejaría que se llevasen a su hijo a un monasterio, reencarnación de por medio o no. Sea como sea, ahora tenemos la oportunidad de conocer de cerca lo que pasó gracias a su protagonista, "el niño lama español", una persona normal que vivió una historia extraordinaria.