¿Quién es Anna?

V.O: Inventing Anna 2022
  • 1 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Directores/as:
David Frankel
,
Nzingha Stewart
,
Tom Verica
Reparto:
Alexis Floyd
,
Anna Chlumsky
,
Julia Garner
,
Katie Lowes
,
Laverne Cox
Guionistas:
Abby Ajayi
,
Jess Brownell
,
Matt Byrne
,
Shonda Rhimes
Ver serie

No es oro todo lo que reluce, ni las fotos en redes sociales un reflejo de nuestras vidas. En una época en la que el número de followers parece nuestra mejor carta de presentación, el caso de Anna Delvey demostró la fragilidad de este sistema. Un caso que sirvió de inspiración para ampliar el universo Shondaland en Netflix tras el éxito de Los Bridgerton.

La serie sigue a una periodista, Vivian, que investiga el caso de Anna, una conocida estafadora que logró meterse en el bolsillo a la jet set neoyorquina. Y su dinero. Mientras Anna espera su juicio, ambas establecen una relación de amor-odio que tratará de dar respuesta a la pregunta que todo el mundo se hace: ¿quién es realmente Anna Delvey?

Algo que no será nada fácil de resolver, ya que los costosos viajes, las estancias en hoteles de lujo y los eventos más exclusivos de la Gran Manzana a los que asistía la joven ocultaban mucho más de lo que podría parecer en un principio. Tanto, que Anna acabó en prisión.

Y es que la historia que se nos narra en esta producción firmada por Shonda Rimes (Anatomía de Grey) es la de una de las mayores estafas vinculadas a las élites de Manhattan en los últimos años. En concreto, la que Delvey llevó a cabo sirviéndose del supuesto estatus que poseía y del que hacía gala en su perfil de Instagram, en el que aparentaba ser una heredera alemana. Pero nada más lejos de la realidad, porque Delvey no era rica ni había nacido en Alemania. Es más, ni siquiera se apellidaba Delvey, porque su verdadero nombre era Anna Sorokin.

Tomando como inspiración un artículo publicado en la revista New York Magazine, titulado 'How Anna Delvey Tricked New York’s Party People' y escrito por Jessica Pressler, Shonda Rimes se puso a trabajar en esta historia que dejaba al descubierto lo fácil que es inventar una vida falsa con carisma y un buen uso de las redes sociales.

Para meterse en la piel de Anna, contaron con la ganadora del Emmy Julia Garner (Ozark, The Assistant), a la que se unió Anna Chlumsky (Veep, Mi chica) en el papel de Vivian. Junto a ellas, se encontraban Arian Moayed (Succession) como Todd, Alexis Floyd (The Bold Type) como Neff, Anders Holm (The Mindy Project) como Jack, Terry Kinney (Billions) como Barry, Katie Lowes (Scandal) como Rachel, Jeff Perry (Scandal) como Lou, Anna Deavere Smith (Nurse Jackie) como Maud y Laverne Cox (Orange is the New Black) como Kacy.

La serie, además, no solo tuvo que contar una polémica historia, sino hacer frente a la suya propia al pagar a la exconvicta Anna Soronkin la cifra de 320.000 dólares por los derechos de explotación, según BBC. Eso sí, a pesar de todo, Rhimes prefirió no ponerse en contacto con ella, aparte de porque estaba en prisión durante la pandemia, para que no la influenciara: “Anna, como cualquiera podrá decirte, tiene una personalidad tremendamente carismática, y yo no quería conocerla, enamorarme locamente de ella y estar completamente de su lado. Y tampoco quería conocerla, que no me gustara y estar en su contra”.

Un escándalo que define perfectamente la sociedad actual y que nos lleva a profundizar en uno de los casos que más han dado que hablar entre las altas esferas neoyorquinas en los últimos años. Y con la firma inconfundible de Shonda Rhimes.